Los españoles, más abiertos a la llegada de migrantes y más optimistas ante el cambio climático que otros europeos

Actualizado 16/09/2019 18:41:14 CET
Contaminación
Contaminación - COLECTIVO ECOLOGISTA DE AVILÉS - Archivo

   Un estudio de Fundación BBVA identifica el calentamiento global, el terrorismo y la inmigración como principales problemas en España

   MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los españoles son más proclives a la llegada de migrantes a Europa frente a otros países del entorno como Alemania, Francia, Reino Unido e Italia y, además son más optimistas frente al cambio climático.

   Así lo pone de manifiesto el 'Estudio Internacional de Valores: Valores y actitudes en Europa acerca de la esfera pública' realizado por la Fundación BBVA, que señala que el cambio climático, el terrorismo y los ciberataques, así como la inmigración como los principales problemas para los españoles.

   Este informe examina un conjunto de valores y actitudes de la población adulta de cinco países europeos: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España. Según explica la fundación, la información empírica se ha obtenido a través de una encuesta a una muestra representativa de 1.500 personas de 18 y más años en cada uno de estos países, que son los más poblados de la Unión Europea.

   Respecto a la inmigración, la gran mayoría aprueba políticas de inmigración que permitan la entrada de nacionales de otros países condicionada a la existencia de puestos de trabajo y, de manera mas destacada, a la previa fijación de cupos máximos anuales, posición dominante en la población alemana e italiana y, a distancia, en Francia y minoritaria en España donde la opción predominante es asociarla a la existencia de puestos de trabajo. En concreto, el 49% frente al 31% que se registra como promedio europeo Solo una minoría apuesta por la libre entrada, algo mas elevada en los casos de España y Francia y muy reducida en Alemania e Italia.

   Mientras, la visión sobre el posible curso futuro del fenómeno del cambio climático es pesimista en todos los países analizados, muy especialmente en Francia y Alemania, donde se percibe ya como irreversible y donde la opción predominante es la de paliar algunos de sus efectos. Sin embargo, en España una mayoría relativa cree que todavía resulta posible revertir el cambio climático.

   En cuanto a los resultados obtenidos en España, el documento destaca el cambio climático como el principal problema del país, con un valor de 8,6, antes que el terrorismo y el ciberataque o la inmigración, que obtiene un 6,7.

   Por otro lado, los españoles muestran una orientación más hacia la izquierda en el espectro político que los otros cuatro países analizados y hay un consenso entre ellos en responsabilizar al Estado en materias como el Estado del Bienestar o la limitación de mecanismos de mercado, como fijación de precios, salarios o beneficios empresariales.

   En este caso, está en la línea de la UE cuando se habla de Sanidad o pensiones, aunque el resto de países tiene menos marcada esta postura en cuanto al mercado.

VÍNCULO "LIMITADO" CON LA POLÍTICA

   Sin embargo, el estudio muestra a España como un país con un vínculo "limitado" con la esfera política, en cuanto a participación y seguimiento en los medios de comunicación.

   Unos resultados que comparte con los italianos, pero que en países como Francia, Reino Unido y Alemania, es mayor.

   Fundación BBVA lo relaciona, en parte, con la percepción que tienen los ciudadanos sobre el nivel de corrupción que, si bien es alto en los cinco estados encuestados, en España es "particularmente" alto, con una media de 8,4 en una escala de 10, frente al 6,7 del resto de países.

   Del mismo modo, apunta que los factores que determinan el voto, los españoles reconocen de manera especialmente destacada el programa y la ideología, por encima de las competencias profesionales en general, con la excepción de la capacidad de gestionar la economía, a la que dan gran importancia.

EL BREXIT: MÁS NEGATIVO QUE POSITIVO

   Entre los resultados destacados, Fundación BBVA señala que la mayoría de los ciudadanos expresa un alto nivel de identificación y orgullo de pertenencia al propio estado-nación y sus símbolos y reconoce de forma clara el valor del Estado de derecho como soporte de la democracia y elemento esencial de la convivencia.

   Pero, además, la mayoría percibe como beneficiosa la pertenencia de su país a la Unión Europea, sobre todo en España e incluso, de forma significativa, Reino Unido, inmerso en el Brexit.

   Sobre esta posible salida de la Unión, los ciudadanos prevén consecuencias más negativas que positivas: más del 45% en todas las sociedades considera que ello provocará el deseo de otros países de imitar al Reino Unido y más del 40% que debilitará la influencia de la UE en el mundo.

   "En congruencia con dicha valoración, no creen que esa salida mejore la cooperación entre los demás países miembros ni tampoco que haga más fuerte a la UE", explica el documento.

   Finalmente, el estudio recoge cómo se informan los ciudadanos de estos países. El resultado indica que la televisión es el medio principal en los cinco países. Además, se confía más en la información proporcionada por los medios convencionales que en la que ofrecen agregadores y redes sociales, a las que los ciudadanos hacen principales responsables de la difusión de las 'fake news'.