Francia nombrará a un interlocutor con España tras admitir ambos países "incidentes" con migrantes en la frontera

Fernando Grande-Marlaska se reúne con el ministro de Interior francés, Cristophe
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 12/11/2018 18:28:01CET

   MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Francia nombrará a un coordinador francés para que actúe de "interlocutor único" con España para gestionar "los problemas" e "incidentes" que se han producido en la frontera hispano francesa, en referencia a las devoluciones sumarias de migrantes que se están realizando de desde los pasos fronterizos con el País Vasco.

   "Sé que ha habido algunos incidentes en la frontera, tenemos que corregir este tipo de problemas y por eso voy a nombrar un coordinador francés para que sea el interlocutor único con las administraciones españolas para gestionar correctamente los problemas que puedan aparecer y que no nos desviemos de las reglas y de los acuerdos que hemos realizado juntos", ha manifestado el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, en una rueda de prensa en Madrid, tras reunirse con Fernando Grande-Marlaska.

    Por su parte, Grande-Marlaska ha dicho que "ha habido algún tipo de disfunción puntual" pero, en cualquier caso, ha hecho hincapié en que "evidentemente van a ser corregidas". "La institución de la persona de coordinación es una de las maneras de encauzar la cuestión, que tampoco ha estado desencaminada, solo ha habido pequeños incidentes, incidentes menores, que hay que corregir", ha recalcado.

   Recientemente, el ministro Marlaska admitió que se están realizando devoluciones sumarias de migrantes desde Francia a España. Lo hizo tras la publicación de unas imágenes por parte de la Radio Televisión Pública Vasca EiTB en las que se ve cómo la Policía francesa realiza 'devoluciones en caliente' en el paso fronterizo de Irun.

ACUERDO DE READMISIÓN

    Sin embargo, hace unos meses el ministro negó que se estuvieran produciendo "devoluciones en caliente" --bajo la figura jurídica del 'rechazo en frontera'-- y precisó que se trataba de "readmisiones", en virtud del acuerdo bilateral firmado entre ambos países que entró en vigor en el año 2003.

   "El principio de no admisión está previsto en las reglas europeas y debemos respetarlas, por ambas partes de la frontera", ha dicho el ministro francés, que ha afirmado que Francia "también puede ser país extranjero" y "país de paso" para muchos migrantes.

   Durante su intervención, ambos ministros han destacado el buen estado de las relaciones y han hecho hincapié en que cuando surgen "pequeñas divergencias" e "incidentes", como con las devoluciones sumarias --que no han citado expresamente durante su intervención-- la "confianza" existente hace que sepan "afrontarlas y solucionarlas.

   Recientemente, el ministro Grande-Marlaska, admitió que se estaban realizando devoluciones sumarias de personas desde Francia a España. Lo hizo tras la publicación de unas imágenes por parte de la Radio Televisión Pública Vasca EiTB en las que se ve cómo la Policía francesa realiza 'devoluciones en caliente' en el paso fronterizo de Irun.

REFUERZO DE LA COOPERACIÓN

   Los ministros del Interior han defendido la necesidad de "trabajar juntos" para respetar la libre circulación de personas del espacio Schengen así como el refuerzo del control de las fronteras exteriores, así como de la cooperación policial y judicial. "Tenemos muchos desafíos por delante", ha subrayado.

   El ministro francés "pronto" irá a Marruecos porque es "importante" reformar la cooperación con ese y otros países, teniendo en cuenta la "fuerte" presión migratoria de España, según ha indicado.