Actualizado 27/06/2007 16:20 CET

El adjunto al Defensor del Pueblo considera "absoluta y totalmente" imprescindible que la escuela eduque en valores

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL (MADRID), 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El adjunto segundo al Defensor del Pueblo, Manuel Aguilar, aseguró hoy que es "absoluta y totalmente" imprescindible que la escuela eduque en valores, en relación a la conveniencia de la asignatura Educación para la Ciudadanía.

Tras su intervención en el seminario 'A propósito de la Violencia en la Escuela', dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en El Escorial, Aguilar dijo a Europa Press que la Oficina del Defensor estudiará cualquier queja que se presente en relación a esta asignatura, como la que ha anunciado el grupo de ciudadanos HazteOir.

"Puede que no les falte razón en su queja en un determinado texto -dijo--, pero en términos generales es total y absolutamente imprescindible que la escuela eduque en la ciudadanía". En este sentido, recordó que la Institución ya se ha dirigido en el pasado al Ministerio de Educación para reclamar este tipo de educación en valores.

Además, comentó que es "indudable" que este tipo de enseñanzas incidirá positivamente en los indicadores de violencia en las aulas. Precisamente, durante su intervención, Aguilar subrayó que el último informe del Defensor del Pueblo revela, a pesar de lo que podía creerse, un descenso en los índices de violencia en la escuela.

"Se ha producido un descenso frente a algunos estudios alarmistas de gente que vive de la alarma social y que cobra por decir que hay mucha aversión y violencia en las aulas -criticó--. Pero si hubiera la violencia que dicen las aulas estarían en guerra, y no están en guerra".

Por otro lado, el adjunto segundo al Defensor cree que en este descenso de la violencia tiene que ver también la sensibilización social hacia este fenómeno. En este sentido, recordó que en el pasado las llamadas "novatadas" en los Colegios Mayores y en el Servicio Militar eran completamente permitidas, jaleadas por los centros directivos y bien vistas socialmente. "Hoy en día es un tema prohibido, aunque se siga haciendo ocultamente, y la sociedad ha tomado conciencia de la violencia entre iguales", concluyó.