Actualizado 03/10/2007 20:59 CET

Caldera dice que las muertas por malos tratos están en la media de años anteriores y el PP le acusa de tirar la toalla

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, aseguró hoy en el Pleno del Congreso que el número de mujeres fallecidas a manos de su pareja en lo que va de año se encuentra "en la media de año anteriores"; es más, aseguró que "sobre el total de la población se está produciendo un descenso del ejercicio de la violencia sobre la mujer".

Caldera respondió así a las críticas de la diputada del PP, Susana Camarero, que denunció el incremento en el número de mujeres asesinadas durante la presente legislatura y acusó al Ejecutivo de "mirar hacia otro lado, tirar la toalla y no asumir sus responsabilidades".

Durante la sesión de control al Gobierno, esta diputada manifestó su preocupación por los datos de la Memoria del Fiscal del Estado que, según dijo, revelan un incremento del 30 por ciento en este tipo de delitos. Caldera corrigió este dato y situó el crecimiento en el 17,5 por ciento.

De hecho, según el ministro, en 2005 hubo 81.514 procedimientos penales y 95.000 en 2006. Además, aseguró que se ha producido un incremento en el número de las denuncias, "no porque haya más violencia -apuntó- sino porque hay instrumentos para que la mujer" responda a su situación de indefensión.

No obstante, reconoció que el Gobierno no puede estar satisfecho mientras haya una sola mujer que sufra violencia de género" y que este incremento de las denuncias demuestra que "hay que seguir trabajando duro para acabar con este fenómeno". Dicho esto, arremetió contra la diputada 'popular': "no lucha en favor de la mujer y sólo le interesa atacar al Gobierno".

MÁS DE 60 MUJERES ASESINADAS

Por su parte, Camarero remarcó que este año ya hay más de 60 mujeres asesinadas y que en el mes de junio otras 11 murieron a manos de sus parejas, lo que supone, a su juicio, "la cifra más elevada de la historia, superando en esta legislatura con creces la totalidad de muertas en la pasada legislatura".

En la misma línea, afirmó que durante estos tres años de Gobierno "se ha incrementado el número de mujeres asesinadas, han aumentado los delitos, y hay una gran preocupación por la retirada de las denuncias". Por ello, señaló que "el Gobierno y la Ley Integral ha fracasado en esta lucha" y acusó al Ejecutivo de seguir "instalado en la autocomplacencia mientras la violencia sigue aumentando y las mujeres siguen muriendo"