Actualizado 04/12/2009 20:49 CET

El CO2 cae en España

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) caerán en España entre un 7 y un 9 por ciento en 2009 respecto al año anterior, según las previsiones adelantadas este viernes por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, que añadió que entre 2005 y 2009, las emisiones caerán un 20 por ciento.

Concretamente, señaló que las emisiones en el sector eléctrico bajaron un 20 por ciento este año (con datos a fecha 30 de noviembre, respecto a 2008) y las del transporte un 5,6 por ciento (con datos a 30 de octubre). Ambos sectores representan tres cuartas partes del inventario, por lo que las estimaciones del Ejecutivo se sitúan en la horquilla del 7 al 9 por ciento.

En 2008, las emisiones cayeron un 8 por ciento (respecto a 2007) aunque se mantuvo la producción de electricidad en el mismo nivel que en el ejercicio anterior, mientras que en 2009 se ha registrado una caída "significativa" en este sector. Todos estos datos significan que España se situará el próximo año en torno a un nivel de emisiones un 34 por ciento por encima respecto a las cifras de 1990, cuando el Protocolo de Kioto sólo le permite superar esas cifras en un 15 por ciento en el periodo 2008-2012.

En todo caso, estos descensos podrían mejorar las previsiones del Ejecutivo, que preveía cumplir el tratado climático cubriendo el exceso de emisiones mediante la compra de derechos de emisión, mecanismos de desarrollo limpio e implementación conjunta (transferencia de tecnología limpia a países en desarrollo y de Europa del Este) y sumideros de carbono.

Ribera precisó que no será hasta el segundo semestre de 2010 cuando el Gobierno revise este escenario para determinar si el descenso de emisiones es mayor que el previsto inicialmente y facilita de este modo el cumplimiento de Kioto.

La secretaria de Estado considera que este año se ha producido una caída de emisiones "muy significativa" y señaló que se está produciendo una consolidación de algo que hace poco tiempo parecía "impensable", como que las emisiones del sector eléctrico van a quedar muy poco por encima de las asignaciones de derechos de emisión (el 50 por ciento del total) previstas para el periodo 2008-2012. "La tendencia se tiene que consolidar para ir hacia un modelo más eficiente", concluyó.