Actualizado 30/09/2008 18:14 CET

Cruz Roja denuncia que la atención a dependientes no está en manos de profesionales, sino familiares, la mayoría mujeres

mayores
EQUIPO EPSOCIAL

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja Española denunció este martes que la atención a las personas dependientes no está en manos de profesionales sino que recae en la mayoría de los casos, en familiares de los pacientes, generalmente, mujeres.

Con motivo de la celebración mañana, del Día Internacional de los Mayores, la organización alerta de que muchas personas cuidadoras, familiares que mantienen a un ser querido en el hogar, asumen la carga "en completa soledad" y "a costa de su salud física". En este sentido, constata que la ansiedad y la depresión es cuatro veces mayor en estas personas que en la población general.

Para ello, esta institución ha puesto en marcha un instrumento de ayuda a los cuidadores, www.sercuidador.org, basado en cuatro líneas de contenidos: apoyo y asesoramiento, prevención de la dependencia gracias a hábitos saludables, sensibilización social acerca de la discapacidad y dependencia e interactuar con los cuidadores.

En relación a los dependientes, Cruz Roja atendió en 2007 un total de 348.107 personas a través de proyectos para la autonomía personal y atención a la dependencia. Las intervenciones más numerosas se realizaron en relación con la ola de calor (110.696 personas) y con la teleasistencia domiciliaria (128.853). Además, se ofreció ayuda a domicilio, ayuda técnica, transporte adaptado, entre otros proyectos.

Desde Cruz Roja, apuestan por "el envejecimiento activo y saludable", es decir, potenciar la autonomía, seguridad, bienestar y participación de las personas mayores.