Actualizado 27/10/2007 17:18 CET

Exteriores afirma que los españoles detenidos en Chad se encuentran "en buen estado de salud"

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los siete tripulantes de un avión de compañía española Girjet, detenidos el jueves por las autoridades de Chad por transportar a más de un centenar de niños desde el país africano para ser adoptados por varias familias francesas, se encuentran en "buen estado de salud, considerando las circunstancias", aunque es posible que permanezcan en prisión hasta el lunes por las dificultades a la hora de tramitar su liberación por el horario de fin de semana, según informaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación a Europa Press.

Los contactos con las autoridades del Gobierno de Chad continuarán hoy con la llegada del cónsul de España en Camerún, Vicente Más, a la capital, Yamena, en torno a las 17.30 horas de la tarde de hoy, según Exteriores. Más, que permanece en contacto con las autoridades diplomáticas españolas, intentará gestionar la liberación de los detenidos en la sede del Gobierno central, aunque es posible que viaje hacia Abeche, lugar donde se encuentran los españoles, en la frontera con Sudán.

Los detenidos están en buen estado de salud y constantemente vigilados por un médico militar del Ejército francés. Exteriores ha confirmado, además, que reciben los alimentos necesarios a través de raciones proporcionadas por la Comandancia militar francesa.

Sin embargo, fuentes de Exteriores reconocieron la posibilidad de que los españoles puedan permanecer detenidos todo el fin de semana, dadas las dificultades que presenta el horario festivo de fin de semana a la hora de realizar las gestiones pertinentes. En referencia al curso de las investigaciones, Exteriores añadió que el caso permanece subjúdice, pendiente de investigación por las autoridades chadianas y francesas.

Los siete tripulantes fueron detenidos ayer en Chad cuando se disponían a salir del país hacia Francia en un avión en el que viajaban 103 niños huérfanos acompañados por miembros de la ONG francesa Arca de Zoé y Children Rescue. En la operación, fueron detenidos también los ocho miembros de la ONG y un periodista.

Según el viceministro francés para los Derechos Humanos, Rama Yade, no se sabe nada "acerca del origen de los niños, su nacionalidad, o la situación real de sus familias y de sus comunidades", en comentarios recogidos por el diario francés 'Le Parisien'.