Actualizado 30/09/2008 18:36 CET

Igualdad, el único ministerio con un presupuesto por debajo de los 100 millones de euros para el ejercicio 2009

Ministra de Igualdad
Bibiana Aído, por Chema Villanueva

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados este martes por el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, en el Congreso de los Diputados revela que Igualdad es el único ministerio con menos de 100 millones de euros de financiación para el próximo ejercicio.

La cartera, dirigida por la ministra Bibiana Aído, contará con créditos para gastos no financieros por valor de 80,96 millones de euros, lo que supone un incremento del 22,1 por ciento respecto de los 66 millones presupuestados el año anterior, cuando se creó la cartera.

Este dinero "permitirá el desarrollo de las funciones encomendadas al ministerio, destacando especialmente las dotaciones para la lucha contra la violencia de género", según explica el borrador presentado por Solbes.

Para esta materia, que depende de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, el borrador contempla un presupuesto de 28,32 millones de euros, a los que habrá que sumar los siete millones consignados para cofinanciar con las autonomías los programas de reeducación de maltratadores y el fondo de asistencia para sus víctimas.

Asimismo, los PGE contemplan un crédito de un millón de euros ampliable para ayudas sociales y dos millones más para programas de atención a las mujeres víctimas de la trata con fines de explotación sexual y laboral. En la actualidad, el Ministerio de Igualdad trabaja en la elaboración de un Plan Integral para luchar contra este fenómeno y proteger a sus víctimas, especialmente mujeres y niños.

Para el programa Igualdad de oportunidades se contempla una dotación de 37,70 millones, una partida con la que se desarrollarán los preceptos enmarcados en la Ley de medidas de protección integral contra la violencia de género, como el estudio y mejora de la situación de las mujeres, la introducción del principio de igualdad en las actividades de las empresas e instituciones, el impulso a los servicios sociales o el apoyo al movimiento asociativo.

Este programa contará también con un presupuesto de cinco millones de euros para financiar programas de empleo y autoempleo de mujeres que faciliten su inserción en el mercado laboral.