La oposición en Guinea Ecuatorial denuncia que Malabo retiene a estudiantes guineanos becados por Moratinos

Africanos en la escuela
EP/CAJACANARIAS
Actualizado 07/10/2010 12:03:05 CET

Acusa al ministro de Educación de querer disponer libremente de las becas para favorecer a los dirigentes y traficar con ellas

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La formación opositora Convergencia para la Democracia Social (CPDS) ha acusado al Gobierno de Guinea Ecuatorial de retener en el país a un grupo de estudiantes guineanos que se disponían a viajar a España para hacer uso de las becas universitarias concedidas por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos

Asimismo, ha denunciado que estas retenciones responden al intento del ministro de Educación, Filiberto Ntutumu Nguema, de disponer personalmente de las becas para favorecer a los hijos de los dirigentes del régimen del presidente Teodoro Obiang Nguema y para traficar con ellas a cambio de dinero.

En un comunicado, CPDS denunció que, el pasado domingo, un grupo de doce estudiantes que se disponía a viajar a Madrid fue retenido en el aeropuerto de Malabo. Tras ser requisados sus pasaportes por la policía de fronteras, no pudieron viajar y fueron obligados a regresar a sus casas. A la mañana siguiente, otro grupo de estudiantes, procedentes de Bata y cuyo número se desconoce, "sufrió el mismo atropello y tampoco pudo viajar". Todos ellos se encuentran todavía en Malabo.

Las becas habían sido aprobadas el pasado 19 de julio por el Gobierno español en el marco del Convenio de Colaboración para el Fomento de la Cooperación Universitaria con Guinea Ecuatorial, suscrito el pasado mes de mayo entre el Gobierno de Malabo y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID). Los estudiantes debían incorporarse este mismo mes en las universidades españolas.

"La orden de que los becarios no salieran del país partió del ministro de Educación, Filiberto Ntutumu Nguema, quien también ha impartido instrucciones para que se recojan datos sobre aquellos estudiantes que ya consiguieron viajar al Reino de España", denunció CPDS.

"Cabe recordar que en el transcurso del viaje del ministro español de Asuntos Exteriores a Guinea Ecuatorial en el mes de julio de 2009, se acordó la concesión de cien becas anuales, y durante cuatro años, a estudiantes guineanos para estudiar en España", prosiguió.

El requisito más importante para acceder a las recientes becas era tener superada la prueba de Selectividad española. Una vez convocadas las becas a principios del presente año, se inscribieron para la prueba más de 300 alumnos y la superaron unos 150. Posteriormente, la Embajada de España seleccionó a los cien mejores. "De esta forma, se siguió el criterio más justo", afirmó la formación opositora.

"GESTIÓN LIBRE Y ARBITRARIA"

"La decisión del ministro Ntutumu Nguema obedece a que exigía que las cien becas de este año y las 300 de los próximos tres años fueran entregadas directamente al Gobierno ecuatoguineano para su libre y arbitraria gestión", denunció el partido del diputado Plácido Micó.

"La experiencia demuestra que el régimen del general Obiang no está dispuesto a permitir la formación de los jóvenes que no pertenezcan a las familias afines al régimen, condenándoles a la ignorancia y la miseria y convirtiéndoles en futuros siervos de los hijos del propio Obiang y de sus ministros", prosiguió.

"Filiberto Ntutumu Nguema quería disponer de esas becas no sólo para los hijos de ministros y dirigentes del PDGE, sino también para traficarlas con los estudiantes que estuvieran dispuestos a pagar por ellas cuantiosas sumas de dinero, tal como gestionó las becas concedidas por otros gobiernos y de cuya gestión se encargaba él mismo cuando era secretario general del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial", aseguró CPDS.

Convergencia para la Democracia Social "denuncia y condena enérgicamente la política del régimen del presidente Obiang de reducir a la población de Guinea Ecuatorial a la ignorancia y la pobreza, así como la de favorecer únicamente la educación de los hijos de los miembros de su régimen, discriminando a aquellos que no fueran del clan en el poder".