Actualizado 28/06/2007 13:12 CET

Ruta Quetzal.- Los 'ruteros' entregan a los niños de Pátzcuaro juguetes de la campaña 'Un juguete una ilusión' de RNE

PATZCUARO (MEXICO), 28 Jun. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Leyre Guijo) -

Los expedicionarios de la Ruta Quetzal BBVA 2007 hicieron entrega ayer miércoles de juguetes reunidos en el marco de la campaña que patrocina RNE y la Fundación Crecer Jugando a los niños de la localidad mexicana de Pátzcuaro, en el estado de Michoacán, en colaboración con el gobierno local y la organización Desarrollo Integral de la Familia michoacana (DIF).

La entrega fue un momento muy emotivo para los 'ruteros', visiblemente emocionados de la ilusión con la que los niños mexicanos recibían las muñecas, peluches, pequeños tractores y pelotas que se estaban repartiendo.

"Verles la cara merece la pena", afirmó Aránzazu, de Navarra. "La ilusión se les ve en los ojos, te miran con una sonrisa que no hace falta que te digan nada", añadió, subrayando contundente que este ha sido "uno de los momentos más bonitos" de lo que va de Ruta Quetzal. Además, destacó la expedicionaria navarra, "les da igual el juguete que les des, a nosotros no nos daría igual y querríamos el mejor juguete".

A Claudia, de Asturias, el reparto de juguetes también le pareció un momento muy especial, sobre todo por "la sonrisa de felicidad de los niños". Con ella coincidió Paula, de Soria, que resaltó que los pequeños "lo agradecen mucho, aunque no sean capaces de expresarlo con palabras".

Y lo cierto es que la mayoría de los niños de Pátzcuaro se fueron de la plaza Vasco de Quiroga, el español que es una figura clave de su historia, sin palabras. Miguel Angel, de 3 años, dijo estar muy contento del balón que le han regalado y afirma que de mayor será futbolista. Como él, otro pequeño al que también le ha tocado un balón aseguró que va a meter "muchos goles".

Belenda, de siete años, se marchó "muy contenta" a su casa con la muñeca que le acaban de entregar los 'ruteros', aunque su timidez apenas le deja articular palabra. En la plaza, otras pequeñas comparan sus muñecas y algunas ya comienzan incluso a peinarlas.

Para los 325 chicos que este año integran la Ruta Quetzal BBVA el reparto ha sido un momento muy emotivo, sobre todo para las chicas, que miraban con ternura a los niños, les daban besos y en su mayoría se retrataban con ellos con sus cámaras de fotos para tener un recuerdo.

La mañana fue también muy especial para los niños de Pátzcuaro. Antes de la llegada de los 'ruteros', los pequeños fueron espectadores de una actuación de títeres de mano de la Compañía Libélula, que acompaña a los expedicionarios en su recorrido, que siguieron con vivo interés.

La llegada de los 'ruteros' supuso también una atracción para los niños del lugar, en especial para las niñas más mayores, que buscaban con vivo interés a su "príncipe azul". Ese es el caso de Sonia, quien tajante asegura que en unos años viajará a "España o a Europa a buscar a un príncipe" con el que casarse.

CAMPAÑA UN JUGUETE UNA ILUSION

La campaña 'Un juguete una ilusión' lleva en marcha desde hace siete años y este es el segundo año que se hace reparto de juguetes junto con la Ruta Quetzal BBVA. Los expedicionarios repartieron ayer más de 300 juguetes de forma simbólica, pero la campaña que promueve RNE y Crecer Jugando envió recientemente a Michoacán, con ayuda de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) un contenedor con 20.000 juguetes y material para las ludotecas que se están creando en este estado mexicano en colaboración con la ONG local DIF.

Su representante en el acto celebrado en Pátzcuaro, María José Delegado Pérez, destacó que gracias a la campaña se han creado 71 ludotecas en 31 localidades lo que ha permitido provocar "cientos de sonrisas de niños" y generar "espacios donde los pequeños pueden desarrollar su imaginación".