El Senado respalda modificar la Ley de Extranjería para proteger a víctimas de violencia y trata

Trata De Mujeres Explotación Sexual Prostitución
CEDIDA INTERVIDA
Publicado: miércoles, 22 junio 2011 12:17

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Senado ha aprobado por asentimiento el dictamen del proyecto de Ley que aspira a reformar los artículos 39 bis y 59 bis de la Ley de Extranjería para que no se pueda incoar un expediente de expulsión a las mujeres que, estando en situación irregular, denuncien violencia de género o trata, y para que sus hijos y quienes dependan de ellas tengan acceso a protección y permisos de residencia.

Esta iniciativa, sobre la que no ha habido debate en el Pleno dada la unanimidad del arco parlamentario, llegó al Senado procedente del Congreso el pasado 10 de junio y vencido el plazo de enmiendas cuatro días después, fue debatido en la Comisión de Trabajo e Inmigración, donde el PSOE introdujo una enmienda transaccional a partir de dos propuestas de CiU que fue respaldada por todos los grupos.

Este cambio sobre el texto original enviado por el Congreso precisa que no se podrá incoar una orden de expulsión para una mujer extranjera que haya denunciado un delito de trata "tanto durante la fase de identificación de las víctimas, como durante el período de restablecimiento y reflexión" y fija que "se suspenderá el expediente administrativo sancionador que se le hubiere incoado o, en su caso, la ejecución de la expulsión o devolución eventualmente acordadas".

Asimismo, la modificación aprobada en el Senado amplía la protección de las autoridades a "los hijos menores de edad o con discapacidad" de la víctima de trata que se encuentren en España en el momento de la identificación y les extiende la posibilidad de acceder al retorno asistido o a las autorizaciones de residencia o trabajo que ya se contemplan para la denunciante.

"Finalizado el período de reflexión las administraciones públicas competentes realizarán una evaluación de la situación personal de la víctima a efectos de determinar una posible ampliación del citado periodo", añade el redactado dado en el Senado al artículo 59 bis.

La presidenta de la Comisión de Trabajo e Inmigración de la Cámara Alta, Lentxu Rubial, ha presentado ante el hemiciclo las principales conclusiones del proyecto de reforma y ha destacado el consenso alcanzado entre las partes, que permitirá "proteger más y mejor a las víctimas de violencia de género amparando la denuncia, protegiendo a sus hijos y a sus familias".

En esta línea, ha recordado que según el informe 2010 de la Fiscalía General del Estado, el año pasado se presentaron más de 135.000 denuncias por violencia de género, cuatro de cada diez, a cargo de mujeres inmigrantes. Además, fueron identificadas 1.605 víctimas extranjeras de trata con fines de explotación sexual, un 93% de las cuales eran extranjeras. De ellas, 523 estaban en situación irregular. "Estas son las mujeres a las que queremos proteger más y mejor y lo vamos a conseguir", ha añadido.