Actualizado 13/08/2007 19:50 CET

Los siete primeros meses de 2007 son los más sangrientos en víctimas mortales por violencia de género desde 1999

A pesar de el incremento, la tasa por millón de mujeres es la más baja de todo el periodo gracias al aumento de población.

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los siete primeros meses de 2007 se han cobrado la vida de 47 mujeres por violencia de género a manos de sus parejas o ex parejas y en lo que va de año la cifra se queda a sólo una del centenar, de confirmarse la última víctima fallecida en la madrugada del sábado en Novelda (Alicante) tras ser apuñalada por su marido. El periodo de enero a julio de este año se convierte así en el más sangriento desde 1999, según las estadísticas oficiales.

Sin embargo, este año la tasa de mujeres asesinadas por millón es de 2,12, la más baja de toda la serie histórica gracias al aumento de población. Ello no evita, no obstante, que la frecuencia de los crímenes sea mayor.

De este modo, si este año ha fallecido una mujer cada 4,4 días de enero a julio, el año pasado morían cada 5 días en el mismo periodo; en 2005, cada 6 días; en 2004, cada 5,25 días; en 2003, cada 4,6 días; en 2002, cada 6,7 días; en 2001, cada 7,2 días; en 2000, cada 5,5 días; y en 1999, cada 7,2 días. Curiosamente, las cifras de este año se acercan más a las de 2003, año anterior a la puesta en marcha de la orden de protección, a la que siguió en 2005 la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia de Género.

Con ambas herramientas en marcha, y tras un descenso de las víctimas mortales, especialmente en 2005, los fallecimientos se han vuelto a disparar. La explicación sobre por qué no cesan estos casos a pesar de los medios habilitados para garantizar la protección de las víctimas, está por un lado en el hecho de que la mayoría de las fallecidas no habían denunciado previamente a su agresor o si lo habían hecho, acababan retirando la acusación o consintiendo que el agresor vulnerara la orden de alejamiento sin informar al juez.

UN TERCIO, EN PROCESO DE RUPTURA.

Por otro lado, los expertos advierten que cada vez se producen más fallecimientos en procesos de ruptura, es decir, cuando la mujer se decide a abandonar a su pareja. Sin embargo, las estadísticas, a las que ha tenido acceso Europa Press, no son tan claras en este aspecto. Así, el año pasado, que es hasta el momento el que mayor número de fallecidas ha registrado, en un 44,1 por ciento de los casos la pareja estaba en situación de ruptura o crisis. En lo que va de año este porcentaje es mucho más bajo, un 31,5 por ciento. Otros años, como 2001 o 1999, la cifra de fallecidas fue menor y, sin embargo, fue más alto el porcentaje de parejas en crisis.

En todo caso, en estos nueve años, siempre los cónyuges han sido los que más casos mortales han protagonizado. En lo que va de año, 20 de ellos han matado a sus esposas y otros 15 a sus compañeras sentimentales. Tres han acabado con la vida de sus novias. Mientras, cuatro mujeres han fallecido a manos de sus ex maridos, cinco lo han hecho a manos de sus ex compañeros sentimentales y una a manos de su ex novio.

Lo que sí parece confirmarse claramente es el incremento de las víctimas extranjeras, que en 2007 ofrecen una tasa de muertes ocho puntos superior que las españolas. Así, 17 fallecidas son extranjeras frente a 31 españolas. De las primeras, 9 procedían de latinoamérica, cinco de la UE, dos de África y una de la Europa no comunitaria. No obstante, de nuevo gracias al aumento de la población extranjera la tasa de muertas por millón ha descendido dos puntos respecto a todo el año anterior.

MÁS MUERTES EN MADRID Y VALENCIA.

La franja entre 21 y 50 años sigue siendo la mayoritaria entre las víctimas mortales de violencia de género. Por el momento, Madrid y la Comunidad Valenciana encabezan la lista de fallecidas este año con un total de siete en cada región. En el caso de Madrid, ya supera el total de cinco registradas a lo largo de todo 2006, mientras que en la Comunidad Valenciana la cifra total del año anterior fue de ocho.

Por detrás de éstas, se encuentran Galicia, que pasa de cero registradas en 2006 a cinco; y Castilla-La Mancha, con idéntico número de muertas, mientras que el año pasado registró cuatro. Andalucía parece haberse puesto las pilas, pues ha registrado cuatro víctimas mortales, mientras que en 2006 tuvo hasta veinte. Canarias ha sufrido 3 casos mortales; Castilla y León, Murcia y el País Vasco, han registrado dos fallecidas en cada región. Cantabria, Navarra, el País Vasco y Melilla han registrado una víctima por región. Se libran hasta ahora Aragón, Extremadura, La Rioja y Ceuta.

Ahora bien, en términos de tasa, Castilla-La Mancha es este año la que más crímenes de este tipo soporta en función de su población: 5,2 por millón de mujeres, sólo por detrás de Melilla, que este año ha registrado una tasa de 30. Por el contrario, Andalucía ha pasado de casi cinco asesinatos por millón de mujeres el pasado año a sólo 1. Los datos no incluyen las de los Mossos d'Escuadra ni las de la Ertzaintza.