Actualizado 15/06/2007 21:00 CET

Tres menores deberán indemnizar a una profesora por los daños que le causaron, según una asociación de profesores

JAÉN, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) informó hoy de que el Juzgado de Menores de Jaén ha emitido una sentencia favorable a una docente que en febrero de 2006 sufrió una agresión por parte de tres alumnos de su centro, de tal modo que condena a los tres menores a indemnizar a la profesora por los daños que le causaron.

En un comunicado remitido a Europa Press, la APIA concretó que el fallo "estima íntegramente la demanda presentada por la docente contra los tres menores y sus padres, como responsables civiles solidarios, y se les condena a abonar la suma de 6.352,63 euros".

Así, precisó que los mencionados menores "agredieron a la profesora por la espalda, provocándole un esguince cervical y lumbar que le impidió desarrollar su normal actividad durante un periodo de 141 días", hechos que consideró "demostrados por pruebas médicas, dictámenes del forense judicial y traumatológico". Según la APIA, se da la circunstancia de que era la segunda profesora que había sido agredida "por el mismo método".

Además, expuso que el Consejo Escolar sancionó solo a unos de los alumnos a cambiar de centro y que dos de ellos continúan escolarizados en el mismo centro "y cruzándose en los pasillos con su victima de forma diaria y provocadora".

Con respecto a la actitud de la Delegación Provincial, la APIA apunta que "han tardado un año y tres meses --desde febrero de 2006 que se produjo la agresión hasta mayo de 2007-- en dictar la resolución de accidente en acto de servicio", un trámite puramente administrativo "que por motivos totalmente desconocidos se ha retrasado incomprensiblemente y que solo se ha agilizado gracias a la presión que como sindicato se ha ejercido en la Delegación ante la propia Delegada Provincial".

La APIA resalto el carácter "positivo" de esta sentencia porque, por un lado, "supone una condena a los tres menores implicados" y, por otro, "la cuantía de la indemnización es significativa tratándose de menores". Además, la calificó de "ejemplarizante", puesto que supone que los agresores (o en su defecto sus padres) "deben responsabilizarse de sus actuaciones y no salen 'de rositas'".

"Sentencias de este tipo nos reafirman, desgraciadamente, en nuestra valoración de que desde la vía judicial se defiende mucho mejor al profesorado agredido que desde la propia administración educativa", concluyó la asociación.