29 de mayo de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 16:17:30 +00:00 CET

Valencia colaborará con Unicef y Save the Children para resolver conflictos en el ámbito escolar

VALENCIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Inmigración y Ciudadanía de la Comunidad Valenciana, Rafael Blasco, anunció esta mañana que el Gobierno valenciano colaborará en el nuevo proyecto de impulso de la participación infantil desarrollado por las ONGDs Save the Children y Unicef, según fuentes de la Generalitat.

Este proyecto, destinado a los niños y jóvenes de la Comunitat, especialmente aquellos que estudien 4º y 5º de primaria pretende informar acerca de los derechos del niño y concienciar a la población infantil acerca de la importancia de participar y promover formas de resolución pacífica de conflictos.

Los alumnos maltratados suelen pedir ayuda a los amigos y rara vez a los adultos, según un estudio de la Sindicatura de Greuges por lo que se pone de manifiesto la importancia que los adolescentes dan a la amistad y la necesidad de implantar programas de alumnos mediadores y de ayudantes, recalcado Blasco.

Blasco que junto al director general de Save the Children, Alberto Soteres, la presidenta de Unicef, Bienvenida Guerrero y el adjunto del Síndic de Greuges, Carlos Morenilla, ofreció una rueda de prensa subrayó que "el apoyo a iniciativas como esta demuestra que para el Consell es prioritario potenciar la participación e iniciativa social de la ciudadanía desde de la infancia" destacó.

Por su parte Morenilla señaló que "el objetivo no es tanto evitar los conflictos sino resolverlos de forma que permitan crecer a los individuos que constituyan la comunidad escolar".

Este nuevo proyecto destaca que la importancia de la participación infantil en la mediación está vinculada a la prevención de los conflictos y a su resolución por medios no violentos. El ámbito de la escuela es un riquísimo campo de aplicación ya que las disputas tienden a emerger en toda situación social en la que se comparten espacios, actividades, normas y sistemas de poder, tal y como ocurre en un Centro Escolar.

Para lograr la mediación, es necesario fomentar la implicación de los niños buscando que se involucren directamente para resolver los problemas con los que se pueden enfrentar en su día a día.

EL NIÑO COMO MEDIADOR

Este proyecto, en el que colaborará Inmigración y Ciudadanía, tendrá como destinatarios a los niños y jóvenes de la Comunidad, especialmente aquellos que estudien 4º y 5º de primaria. Los objetivos específicos serán informar acerca de los derechos del niño, concienciar a la población infantil acerca de la importancia de participar y promover formas de resolución pacífica de conflictos.

Esta iniciativa, que divulgará y sensibilizará a la sociedad valenciana sobre el derecho a la participación infantil, estará compuesta por varias fases. En primer lugar, se difundirá el proyecto en todos los centros educativos, públicos y concertados por parte de Save the Children y Unicef. Asimismo se crearán todos los materiales didácticos y se formará a los monitores.

Tras la redifusión específica para dar a conocer el proyecto y la selección de un máximo de 100 centros educativos, los monitores iniciarán las charlas-taller a los niños y propondrán actividades complementarias con el fin de que posteriormente el profesorado las realice con los alumnos. Las sesiones se realizarán mediante técnicas y dinámicas de grupos adaptadas a las edades de los niños.

"Estos proyectos son imprescindibles para nuestro objetivo de mejorar la educación para fomentar la ciudadanía participativa y promover los valores democráticos" puntualizó el titular de Inmigración y Ciudadanía.