El vicepresidente del Senado italiano se disculpa públicamente por su insulto a una ministra pero se niega a dimitir

Actualizado 16/07/2013 16:40:36 CET

ROMA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Senado italiano, Roberto Calderoli, ha pedido disculpas públicamente a la ministra de Integración, Cécile Kyenge, de quien dijo que parecía "un orangután", pero se ha negado a dimitir pese a la polémica suscitada por sus palabras durante un mitin de su partido, la ultraderechista Liga Norte.

"He empleado (...) una frase execrable que no quería tener un significado racial o racista y por la cual me disculpo ante ella, presidente, y ante el Senado", ha afirmado Calderoli, que ha tomado la palabra hoy en la Cámara Alta. "El presidente (de la República Giorgio) Napolitano se ha indignado y también me disculpo ante él", ha agregado.

Asimismo, ha expresado su agradecimiento a Kyenge "por haber aceptado mis disculpas" y ha anunciado que la enviará "un ramo de rosas". Calderoli habló ayer por teléfono con la ministra para disculparse por sus palabras, que han generado una fuerte polémica en el país.

Tras admitir que ha cometido un error al "trasladar la confrontación en el plano político al personal", Calderoli se ha comprometido a no volver a hacerlo, pero ha descartado rotundamente presentar su dimisión por lo ocurrido.

"No dimito. Soy un vicepresidente de oposición y solo debería responder a quien me ha votado", ha señalado Calderoli. "No tengo miedo a dimitir y lo habría hecho si me lo hubiera pedido una amplísima mayoría de las fuerzas políticas, pero no ha sido el caso", ha incidido.

"He cometido un error gravísimo, he hecho una tontería pero el juicio sobre mi papel de vicepresidente debe realizarse sobre lo que hago en este aula", ha defendido.

MARONI DA EL ASUNTO POR CERRADO

También se ha pronunciado sobre si debería dimitir el líder de su partido, Roberto Maroni. "La cuestión para mí está cerrada y lo digo desde ayer", ha afirmado el líder de la Liga Norte. Según ha señalado, ha hablado con el primer ministro, Enrico Letta, tras sus declaraciones de ayer, y ha calificado de "patinazo" las palabras de éste.

Ayer, Letta había pedido a Maroni que tomara cartas en el asunto. "Italia está hoy presente en la prensa exterior por este asunto, es una vergüenza que perjudica a Italia", afirmó. "Pido a Maroni, presidente de la región italiana más grande (Lombardía) con la cual estamos trabajando para la Expo (2015), que cierre esta página rápidamente, si no la cierra se entra en una lógica de confrontación total", advirtió.

Desde el Palazzo Chigi, sede del Gobierno, han replicado a las últimas declaraciones de Maroni. "El patinazo es solo el de un líder que no consigue hacer dimitir a Calderoli como vicepresidente del Senado, cargo que lamentablemente no es objeto de una moción de confianza", han indicado las fuentes a la agencia ADNKronos. "Actuando así Maroni se convierte en correo de los insultos contra la ministra Kyenge", ha lamentado.