Actualizado 25/10/2007 22:03 CET

Zapatero promete el 0,7% del PIB a ayuda al desarrollo si gana en marzo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió este jueves que, si gana las elecciones en marzo, convertirá en la próxima legislatura a España en "la primera" de las diez economías "más prósperas" del mundo que destine un 0,7% de su Producto Interior Bruto (PIB) a ayuda al desarrollo.

En la inauguración del Encuentro de la Cooperación Española para el Desarrollo organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), donde arrancó los aplausos del público tras las palabras arriba citadas, señaló que en 2008 España ya estará entre los nueve países que dedican por encima del 0,5% de su PIB a ayudar a los más pobres y que, precisó, son todos "europeos".

Eso será posible gracias a los 5.500 millones de euros que prevé el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para Ayuda Oficial al Desarrollo (el doble que cuatro años antes) y que, consideró Zapatero, son unas cuentas "buenas para España" y "las mejores de la historia" para la cooperación.

Por todo esto y porque España ha "socorrido a 10 millones de seres humanos en catástrofes y hambrunas", porque ha "escolarizado a millones de niños sin escuela", vacunado a "cinco millones de criaturas sin defensas" y "defendido a un millón de mujeres de la violencia", España, dijo, "es mejor que hace cuatro años".

Zapatero subrayó que en el siglo XXI un país "se ha de medir, ante todo, por su capacidad de compromiso con los más débiles", por lo que afirmó que su propósito es que la identidad de España en esta época sea "reconocida por su compromiso con la paz, la igualdad y la defensa de los derechos humanos".

Afirmó que de lo que "más orgulloso" se sentía como presidente era del trabajo de los cooperantes de "entrega a los demás" y por "un mundo más justo", incluso en "condiciones difíciles" porque, dijo, esa labor "dignifica" a España.

El presidente pasó revista a las acciones emprendidas por su Gobierno en materia de cooperación y subrayó así cómo cumplió con su compromiso de "doblar" el esfuerzo presupuestario en este campo, pasando de 2.000 millones de euros en 2004 a más de 4.000 en 2007. También recordó su primera decisión en esta materia, que fue añadir la palabra cooperación al nombre del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Zapatero remarcó que España ha extendido su política de cooperación a otros ámbitos, como la "lucha contra la desertificación" y la adaptación al cambio climático, ya que los países menos desarrollados serán los más afectados por esta amenaza y también porque España es "uno de los países más expuestos a las consecuencias" de este fenómeno, razón por la que, afirmó, el Gobierno otorga "máxima prioridad" al cumplimiento del Protocolo de Kyoto,

Por otra parte, se refirió a las próximas mejoras en materia de cooperación para el futuro, entre ellas la reforma "inmediata" de la AECI, "con más medios humanos y más recursos presupuestarios" y que prevé la creación de un Consejo de Política Social de Cooperación, en el que participarán Comunidades Autónomas y agrupaciones locales con el fin de mejorar la coordinación. Aseguró asimismo que el Ejecutivo trabajará para dar una solución "definitiva" a la fiscalidad de los cooperantes.

También reiteró su apuesta por el multilateralismo porque, en un mundo globalizado, cada vez "es más necesario" contar con organismos internacionales "fuertes". En este sentido, mencionó que España ha multiplicado por 20 sus contribuciones a organismos, fondos y programas de ONU, a los que han ido a parar un total de 1.000 millones de euros en 2007 frente a los 48 de 2004.

(