Actualizado 26/08/2022 11:25

La Ciudad BBVA dona en seis meses más de 500 kilos de alimentos excedentes de su comedor, más de 3.000 raciones

Archivo - La Ciudad BBVA, sede corporativa del Grupo Banco Bilbao Vizcaya Argentaria en España, donde se levanta, La Vela una torre circular de 19 plantas, en Madrid (España).
Archivo - La Ciudad BBVA, sede corporativa del Grupo Banco Bilbao Vizcaya Argentaria en España, donde se levanta, La Vela una torre circular de 19 plantas, en Madrid (España). - Óscar J.Barroso/AFP7 - Europa Press - Archivo

   MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los diferentes servicios de restauración disponibles en Ciudad BBVA, sede corporativa en Madrid de la entidad bancaria, donan cerca de 3.500 menús de promedio al día en la capital, entre desayunos y comidas, y durante los seis primeros meses de la puesta en marcha de la iniciativa con Oreka, el banco ha donado más de 500 kilos de alimentos en más de 3.000 raciones de comida.

   En España, las empresas o particulares que quieren donar sus excedentes deben hacerlo a través de una organización que garantice la seguridad y la cadena de frío de los productos. En este caso, BBVA, de la mano de la empresa de restauración que presta sus servicios en la institución bancaria, Sodexo, y con la colaboración de Oreka Circular Economy, se aprovechan los excedentes generados en los comedores de sus oficinas, y estos se distribuyen al final de cada jornada a entidades sociales de Madrid.

   Concretamente, el centro beneficiado por estas donaciones es el comedor social San Juan Bautista de la Orden de Malta, donde diariamente comen más de 300 personas, según informa el banco en una nota de prensa.

   "Esta nueva iniciativa es un paso más en nuestra apuesta por ser una entidad verde, más eficiente y ayudar además a los que más lo necesitan. Este proyecto de economía circular nos permite ser más sostenibles y sentirnos más cerca de la comunidad de la que formamos parte", afirma la responsable global de Inmuebles y Servicios en BBVA, Desirée Grande.

UN SISTEMA CIRCULAR DE DONACIÓN DE ALIMENTOS

   Así, BBVA explica que la solución tecnológica desarrollada por Oreka trata precisamente ese doble problema: la falta de alimentos en los hogares y el desperdicio de alimentos a través de este sistema circular de donación de excedentes alimentarios. "Los alimentos se recogen durante los cinco días laborales y se redistribuyen primando el consumo en el mismo día, para garantizar su calidad e higiene", aclara.

   Todo el excedente que recuperan desde Oreka va dirigido íntegramente a comedores sociales, según señala el fundador de Oreka Denis Ugalde: "Localizamos las entidades receptoras con la ayuda de Banco de Alimentos de Madrid. Tratamos de garantizar que esos centros receptores tengan la capacidad de recibir, almacenar y consumir esos alimentos recibidos con total seguridad, y para ello les formamos para que puedan empezar a recibir alimentos".

CIUDAD BBVA, UNA APUESTA POR LA ECONOMÍA CIRCULAR

   Se trata de un proyecto que, además, ha permitido identificar mejoras en la gestión de la restauración de los comedores de la sede del banco, destaca igualmente BBVA. Y es que la sostenibilidad es uno de los pilares transformadores para BBVA, y se aplica en las mejoras en los propios centros de trabajo.

   "Esta filosofía ha llevado a la entidad recibir el certificado 'Hacia Residuo Cero' de AENOR para la sede de Ciudad BBVA, que reconoce el trabajo del banco en la valorización de residuos y correcta diferenciación para el reciclaje desde los puntos de generación contribuyendo al impulso de la economía circular. Actualmente, el 75,13% de los residuos generados en Ciudad BBVA son destinados al reaprovechamiento y no van a vertedero", añade.

   Es más, sostiene que la generación de residuos es uno de los principales problemas que influyen en la aceleración del cambio climático: "BBVA contribuye en la transición hacia el consumo circular mediante estándares de construcción sostenible o con la implantación de sistemas de gestión ambiental certificados con la ISO 14001".

   A su vez, recuerda que el banco ha establecido unos "objetivos ambiciosos" en su estrategia climática, que han sido recogidos en el Plan Global de Ecoeficiencia, enfocado a la reducción de impactos directos. "Uno de estos objetivos es la reducción de los residuos netos por empleado; en 2021 los residuos disminuyeron un 52% respecto a 2019", apostilla el banco.

   El Grupo cuenta con 16 edificios reconocidos por el sello de construcción sostenible del US Green Building Council (USGBC), una distinción que ratifica su compromiso con el medioambiente por ser construcciones sostenibles, eficientes y respetuosas con el entorno.

   Desde BBVA recuerda que la FAO define el desperdicio alimentario como "aquellos alimentos aptos para el consumo que son descartados o no llegan a ser consumidos pese a su buen estado". En este punto, resalta que cada familia en España desperdicia de media 77 kilos de comida al año, según datos de Naciones Unidas.

   "Reducir el desperdicio alimentario puede tener un importante impacto ambiental y es además una de las metas establecidas en el Objetivo de Desarrollo del Milenio 12 para garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles", concluyen desde BBVA.

690405.1.260.149.20220808110444
Vídeo de la noticia

Más información