Publicado 20/01/2022 18:53

Iberostar anuncia que todos sus hoteles en España consumirán este 2022 electricidad de energías renovables

Archivo - Hotel en Santa Eulària
Archivo - Hotel en Santa Eulària - IBEROSTAR - Archivo

   MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Grupo Iberostar ha anunciado que la totalidad de sus hoteles en España consumirán este 2022 electricidad proveniente de energías renovables con garantía de origen --fuentes eólicas, hidráulicas y, en menor medida, solar fotovoltáica--, una medida que evitará la emisión de más de 18.000 toneladas de CO2eq al año.

   Así lo ha dado a conocer la compañía en el marco de la feria Fitur 2022 que se celebra en Madrid esta semana, donde ha recordado que esta medida comenzó a implantarse en la mayoría de los hoteles españoles en 2017 y culminará este año como parte de su plan para alcanzar la neutralidad de emisiones de carbono en 2030, dentro de su propia Agenda sostenible proyectada para esta década.

   Asimismo, el Grupo Iberostar ha recordado que ha iniciado el año con el plan de reducir para este 2022 el 8% de su consumo energético en todos sus hoteles, en línea con el objetivo de reducir el consumo hasta un 35% para 2030.

   "Gracias a nuestro compromiso para alcanzar la neutralidad de carbono en 2030 mediante la fuerte apuesta por las energías renovables, la eficiencia energética y la electrificación, Grupo Iberostar se posiciona como líder en la transición energética en el sector turístico, con el objetivo de frenar la crisis climática y seguir fundando un turismo más responsable", ha declarado la vicepresidenta y CEO de Grupo Iberostar, Sabina Fluxá.

   El grupo ha destacado que, a finales de 2021, la práctica totalidad del consumo eléctrico de los hoteles Iberostar en España y de su sede contaban con certificados de origen renovable. Por otra parte, ha señalado que este tipo de iniciativas acercan a la compañía a su meta para 2030: caminar hacia la descarbonización de la empresa y ser libres de emisiones.

   Para conseguirlo, Iberostar ha destacado que lleva trabajando desde 2020 en un plan de acción marcado por su Agenda 2030 para luchar contra la crisis climática. Grupo Iberostar anunció en el marco de la COP26 su compromiso por reducir el consumo energético en, al menos, un 35% para 2030 con respecto al de 2019. De cara al 2022, esto se traduce en un 8% de reducción para este año.

CONSUMO RESPONSABLE DE PESCADO

   Según ha apuntado el Grupo Iberostar, la compañía concibe su compromiso con el turismo responsable a través del cuidado de los océanos, el segundo eje dentro del movimiento Wave of Change. "Consumir pescado y marisco obtenidos de manera responsable significa priorizar tanto la sostenibilidad medioambiental como la subsistencia de las comunidades y la aplicación de prácticas laborales seguras, además de la viabilidad de las pesquerías a nivel medioambiental, personal y económico", ha manifestado.

   En diciembre del 2021 Grupo Iberostar superó su propio objetivo anual en su Agenda 2030 y alcanzó el 88% de consumo responsable de pescado y marisco en España, el 100% en México y el 70% en toda la cadena hotelera, según datos facilitados por la empresa.

   De esta forma, ha añadido que estos porcentajes de productos que provienen del mar provienen de fuentes 100% responsables, "con el objetivo de contribuir a preservar el medio ambiente, promover la subsistencia de las comunidades locales y asegurar la viabilidad de las pesquerías". En 2021 se llegaron a consumir en sus hoteles 1.000 toneladas de pescado de origen responsable, de los cuales 170.000 kilos fueron consumidos sólo en los hoteles de España.

APUESTA POR LOS PRODUCTORES LOCALES

   Grupo Iberostar también ha destacado su apuesta por las sinergias con productores locales para "garantizar la legalidad y trazabilidad del pescado de origen local, combatir las capturas accidentales y velar por poblaciones de peces sanas". Así, algunos de los principales proyectos en esta línea se llevaron a cabo en 2021 en Brasil, Jamaica, Perú y España.

EQUIPOS 3R

   Por otro lado, todos los hoteles Iberostar están libres de plástico de un solo uso desde 2020, y el objetivo para esta década se focaliza en la economía circular en todas sus operaciones. Así, los retos en esta línea pasan por ser libres de residuos destinados a un vertedero en 2025 y neutrales en emisiones de carbono en 2030.

   En esta línea, Grupo Iberostar presentó durante 2021 el primer departamento del sector hotelero dedicado a eliminar el concepto de desperdicio: el departamento 3R. Al incorporar los principios de economía circular (Reducir, Reutilizar, Reciclar), el equipo de 3R, formado por al menos 3 personas por hotel, se encarga de separar y pesar los productos de desecho en nuestros hoteles con el objetivo de encontrarles un valor al final de su uso.

   Tras nueve meses desde su creación, según ha detallado, se ha implementado con éxito en 17 hoteles de EMEA y en 24 hoteles en América, reduciendo drásticamente el residuo que acaba en rechazo, segregando correctamente y reciclando con más precisión. Un sistema inteligente da soporte a estos equipos, calculando los pesos de lo que va a cada contenedor y proporcionando datos reales de lo que se genera y la tipología de cada residuo. Esto ayuda a una mejor toma de decisiones cada final de mes para reducir, todavía más, el consumo.

   De cara a 2022, Grupo Iberostar seguirá implementando equipos 3R en el resto de hoteles de la compañía para seguir recolectando, midiendo y comprendiendo los residuos para identificar los cambios necesarios para reducirlos gradualmente.

   Otro de sus objetivos para la década es invertir en la salud de los ecosistemas en los destinos donde Iberostar opera, comprometidos en haberla mejorado en 2030. Iberostar trabaja para detectar, proteger y recuperar las costas, praderas marinas, arrecifes de coral, manglares y otros ecosistemas tanto en Europa como en América.

   Iberostar apoya y lleva a cabo investigaciones científicas para determinar soluciones basadas en la naturaleza y cómo la industria turística puede hacer frente a los desafíos de la recuperación de estos ecosistemas.

   En Europa, el trabajo se ha enfocado en colaborar con la investigación científica y universitaria a través de becas y cátedras, fomentando proyectos que estudian los fondos marinos y las costas del Mediterráneo, así como el impacto que tiene el cambio climático sobre ellos. En América se desarrollan investigaciones para la subsistencia del ecosistema marino en los manglares y en los viveros de coral que tienen instalados en República Dominicana, México y, ahora, en Jamaica.