Publicado 19/07/2021 17:17CET

Voluntarios de Proyecto Libera culminan 'El Camino al Revés' para concienciar a los peregrinos contra la 'basuraleza'

Proyecto Libera realiza el Camino de Santiago en dirección contraria, para concienciar a los peregrinos contra el abandono de basuraleza en el medio ambiente.
Proyecto Libera realiza el Camino de Santiago en dirección contraria, para concienciar a los peregrinos contra el abandono de basuraleza en el medio ambiente. - ECOEMBES

   MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Colillas, pañuelos usados, fragmentos de paquetes de tabaco, envoltorios de snacks y mascarillas quirúrgicas son los residuos abandonados más comunes que han encontrado voluntarios del Proyecto Libera en el primer 'Camino al revés', cuyo objetivo es concienciar a los peregrinos a Santiago de Compostela contra el abandono de basuraleza.

   'El Camino al revés' ha terminado este lunes en Sobrado de los Monjes (La Coruña), tras partir el pasado sábado de la Catedral de Santiago en la Plaza del Obradoiro. En estas jornadas, los voluntarios han realizado dos etapas por el camino francés y una más por el camino del norte, en las que han concienciado a los peregrinos, a quienes han repartido bolsas amarillas con las que les invitan a recoger residuos abandonados en su marcha a la capital gallega.

   La iniciativa forma parte de la iniciativa 'El Camino del Reciclaje', en la que voluntarios de Proyecto 'LIBERA, unidos con la basuraleza' --que desarrollan de manera conjunta Ecoembes y SEO/BirdLife--.

   Los voluntarios han recogido residuos a su paso para conseguir que el Jacobeo 2021-2022 se recuerde como año Santo más comprometido con el medio ambiente y el reciclaje, contribuir al buen estado de este itinerario y a que sea el Camino el que deje huella en los peregrinos y no al revés.

   En la iniciativa ha participado el experto del Camino de Santiago y premio Aymeric Picaud Manuel F. Rodríguez, que opina que 'El Camino al revés' es una iniciativa "novedosa y útil" para fomentar el cuidado medioambiental de la ruta jacobea.

   Si bien, ha relatado que "la inmensa mayoría" de los peregrinos camina con un "alto nivel de respeto" al entorno, lo cierto es que sobre todo en los períodos de mayor acumulación de personas en el Camino, como en verano, en su experiencia como peregrino "no es difícil encontrar aquí y allá algún envase de bebida abandonado o caído de alguna mochila, pequeños fragmentos de celofán, restos de papel, colillas de cigarros, etc".

   "No es, en mi opinión, una visión frecuente y preocupante, pero incluso estas pequeñas agresiones deben evitarse por quienes realizan el Camino, pues hay alternativas fáciles y prácticas para poder hacerlo", ha manifestado.

   La responsable del Camino del Reciclaje, Carolina Martín, ha agradecido a todos los voluntarios su colaboración para poder transmitir el mensaje a todos los peregrinos de que lo importante es "que el Camino deje huella en ellos y no al revés".

   "Ha sido muy emocionante escuchar cómo nos daban las gracias, e incluso nos aplaudían, muchísimos de los peregrinos con los que nos cruzamos. Y es que no nos vamos a cansar de poner en marcha acciones que ayuden a concienciar de la importancia de reciclar a lo largo de las etapas y tener un Camino libre de basuraleza, especialmente en el Xacobeo 21-22, que queremos que se recuerden por ser los Años Santos más comprometidos con el reciclaje y el medio ambiente de la historia", ha expresado.

   El Proyecto del Camino del Reciclaje comenzó en 2015 para facilitar la separación y el reciclaje de los distintos residuos que se generan en cada etapa y evitando así la basuraleza (residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza).

   De este modo, la iniciativa está presente en Castilla León, Asturias, La Rioja, Navarra y Galicia, donde suman ya casi 400 ecoalbergues a lo largo de cinco Caminos (francés, inglés, portugués, norte y primitivo).

   Durante este año se repartirá a los peregrinos más de 142.000 bolsas reutilizables, realizadas con PET reciclado, para evitar la basuraleza y "Compostelas del Ecoperegrino", con las que se ayudará a repoblar con árboles autóctonos diferentes zonas por donde pasa el Camino de Santiago en Galicia y Asturias. Con esta iniciativa, en febrero de 2020 se plantaron más e 650 árboles autóctonos en una hectárea de Caldas de Reis (Pontevedra).

   Durante 2021 más de una decena de oficinas de turismo en Galicia han sido equipadas con carteles didácticos, papeleras y unos mapas con código BIDI para encontrar de forma fácil todos los hospedajes que colaboran en el proyecto.

586475.1.260.149.20210719171713
Vídeo de la noticia
Contador