Actualizado 26/04/2007 18:14 CET

RSC.- Pajín apunta al trabajo informal como uno de los "grandes obstáculos" para la cohesión social en América Latina

Apuesta por la complementariedad y cooperación entre el sector público y privado para alcanzar mayores cuotas de bienestar social

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, apuntó hoy como "grandes obstáculos" para lograr una mayor cohesión social en América Latina a los elevados índices de trabajo informal, los bajos niveles de recaudación fiscal y la baja aceptación de la tributación en las sociedades de la región.

Así lo aseguró esta mañana la secretaria de Estados durante la inauguración de la conferencia 'Estado de Bienestar y competitividad: La experiencia europea y la agenda para América Latina', organizada por la Fundación Carolina con la colaboración del Instituto Fernando Henrique Cardoso y Corporación de Estudios para América Latina, en la Casa de América de Madrid.

Pajín abogó por el modelo europeo de cohesión social que está basado en la sociedad del trabajo y en la intervención del Estado en la redistribución de la riqueza y del bienestar social, frente al sistema estadounidense donde buena parte de los problemas se resuelven a través de los seguros privados.

En este sentido, apostó por la complementariedad y cooperación entre el sector público y privado para alcanzar mayores cuotas de bienestar social, el fortalecimiento de los derechos económicos, sociales y culturales, y compatibilizar la competitividad de las empresas con la necesidad de seguridad y estabilidad en el empleo.

Así, subrayó la idoneidad del modelo europeo de concentración económica y política, pero fundamentalmente de Estado del Bienestar, de solidaridad y de cohesión, para tomarlo como partida y analizar sus retos y aciertos para que sirva de experiencia para reflexionar sobre los retos de América Latina.

"CRECIMIENTO Y BIENESTAR SOCIAL"

"No se trata de ofrecer recetas de crecimiento o de cohesión social únicas porque nos estaríamos equivocando, pero sí de analizar éxitos, desafíos y fracasos desde diversas ópticas pero que comparten una visión común del desarrollo: compaginar crecimiento y bienestar social", indicó.

Pajín insistió en su apuesta por la redistribución equitativa de los beneficios del crecimiento y la universalidad de los derechos para establecer la pauta independientemente de la forma de financiación y de los programas sociales que se elijan. "Tenemos que garantizar a los ciudadanos el cumplimiento de sus derechos", afirmó.

Con todo, reconoció que no todo es positivo en el modelo europeo al recordar los reciente datos de las desigualdades en la región. Por ello, insistió en que un crecimiento que conlleve una ampliación de la brecha entre ricos y pobres no es sostenible si se hace a expensas de la igualdad y de la cohesión social.

"Sea cual sea la opción que se adopte, lo que parece claro es que la titularidad de los derechos sociales encarna la efectiva pertenencia a la sociedad, pues implica que todos los ciudadanos están incluidos en la dinámica del desarrollo y bienestar que dicho desarrollo promueve", sentenció.

Los resultados de estos debates serán publicados por la Fundación Carolina y presentados ante los jefes de Estado y de Gobierno de la región con motivo de la XVII Cumbre Iberoamericana que se celebrará en noviembre en Santiago de Chile con la cohesión social como principal reto.