Publicado 16/09/2020 18:40:33 +02:00CET

El director del Museo Arqueológico de Almería se propone fomentar las exposiciones temporales y la oferta educativa

El nuevo director del Museo de Almería junto a la delegada de Cultura
El nuevo director del Museo de Almería junto a la delegada de Cultura - JUNTA DE ANDALUCÍA

ALMERÍA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La delegada territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta en Almería, Eloísa Cabrera, ha recibido al nuevo director del Museo Arqueológico de Almería, Carlos Javier Fernández, quien ya ha comenzado a desarrollar sus funciones en este espacio para el que se ha propuesto fomentar las exposiciones temporales y la oferta educativa.

En una nota, Cabrera ha asegurado que "comienza una nueva etapa en la que vamos a trabajar por impulsar el museo a pesar de la situación que existe derivada de la pandemia sanitaria". "Se abre una etapa que vendrá marcada por la continuidad con las actuaciones precedentes y por el replanteamiento de una gestión que no debe ser indiferente a la situación sanitaria ligada a la pandemia de covid-19", ha dicho la delegada.

La seguridad de la visita a sus colecciones y las actividades planteadas por el museo es el principal objetivo en el que ya se trabaja desde los primeros tiempos de la pandemia, con la redacción de unos protocolos que se aplicarán a todas las acciones que se impulsen desde la institución "consiguiendo así que el museo sea un espacio seguro para trabajadores y visitantes".

Junto a diferentes asociaciones de diversos ámbitos, se trabajará para que el museo proporcione voz a las diferentes sensibilidades de la comunidad, convirtiéndose en el escaparate de la sociedad almeriense y en el referente turístico que complete la ya destacada oferta cultural almeriense.

Como parte de su compromiso social, el museo seguirá trabajando por la plena inclusión de personas con diversidad funcional, facilitando el acceso a sus colecciones a personas con dificultades motoras, sensoriales o cognitivas, avanzando un paso más en la democratización de sus colecciones y en el poder integrador que tiene la cultura para estos colectivos.

Estos planes de inclusión se materializarán en una evaluación de la exposición permanente y la consecuente adaptación de espacios a las necesidades de visita y comprensión de contenidos para diferentes grupos.

Igualmente, se redactará un protocolo de actuación por el que tanto las cuestiones ligadas a inclusión como aquellas vinculadas a cuestiones de género o integración social sean consideradas trasversales a toda la gestión de actividades del museo, formando parte esencial de la acción gestora de la institución.

DIGITALIZACIÓN DE COLECCIONES

La adaptación a las circunstancias actuales y la previsión a medio y largo plazo será la guía para la elaboración de programas de planificación que contemplen varias anualidades. En la situación sanitaria actual, el museo realizará un esfuerzo para un acercamiento más efectivo a sus públicos, que les permita disfrutar de su oferta cultural de forma presencial o remotamente, gracias al desarrollo de sistemas de interpretación patrimonial basados en la digitalización de colecciones y la virtualización de visitas a sus exposiciones.

El acceso remoto a las colecciones del museo ofrecerá a sus usuarios la oportunidad de conocer diferentes facetas del trabajo en el museo, como los ligados a conservación, restauración e interpretación, que habitualmente quedan fuera de las visitas convencionales y para la que las herramientas de virtualización suponen una vía de desarrollo que permitirá un mayor conocimiento de las mismas y un acercamiento afectivo entre la institución y sus públicos.

En esta línea, uno de los aspectos sobre los que la nueva dirección pondrá sus mayores esfuerzos en la gestión del equipamiento será en la planificación de exposiciones temporales, especialmente en aquéllas de producción propia que permitan una relectura de los discursos narrativos de las salas de exposición y la incorporación de las últimas investigaciones arqueológicas, manteniendo un discurso actual y vivo, en el que los almerienses encuentren un punto de reunión y una constante actualización de propuestas.

Este programa de exposiciones combinará la selección de piezas singulares con discursos más ligados a la arqueología local y regional, para lo que se buscará la colaboración con otras instituciones de nuestro entorno más inmediato.

El plano educativo es otro de los objetivos básicos de la nueva dirección del museo. Ampliamente desarrollado en la etapa anterior, en este momento se apostará por acciones virtuales que complementen a las actividades presenciales que tradicionalmente se han venido desarrollando en la institución.

Estas propuestas educativas se basarán en el diseño de cursos de formación masivos y con la extensión a los públicos potenciales del museo de herramientas de conocimiento de la disciplina museística y del patrimonio cultural almeriense, que a través de la Red podrá llegar a puntos cada vez más alejados de su sede física.

La apuesta por el reforzamiento de la sede web y de las posibilidades que la misma ofrece en coordinación con la ya muy extensa presencia en redes sociales posibilitará el desarrollo de estrategias de gamificación y de interactuación con públicos diversos, que permitan que la comunidad usuaria del museo pueda disfrutar de las propuestas del mismo de una forma sostenida, segura y confortable.

DESDE 1933

Desde el momento de su creación en 1933 y, especialmente, de la construcción del edificio que lo alberga, el museo ha sido referente por su gestión y por las importantes colecciones que custodia.

Estos conjuntos patrimoniales abarcan desde el primer depósito de piezas del arqueólogo Louis Siret a finales del siglo XIX a las más recientes piezas procedentes de yacimientos almerienses, como Los Millares, por cuya trascendencia se impulsa desde la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico su inclusión en la lista de bienes Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

En los últimos años el Museo Arqueológico ha desarrollado una "incesante labor" de dinamización cultural y de puesta a disposición de los almerienses y de sus visitantes de la riqueza de su legado patrimonial.

Exposiciones como 'Baria. Ciudad fenicia y romana' o el paso de la obra 'El buzón Calabacillas' de Diego Velázquez el pasado año han sido algunos de los hitos de la gestión del anterior equipo directivo del museo, que tuvo un total del 83.019 visitantes en 2019, lo que supone un "gran respaldo de la ciudadanía almeriense a una gestión centrada en la apertura del museo a la sociedad y a la conexión de la institución con el territorio".

Contador