Junta y el Instituto Max-Planck formalizan la transmisión del 50% del observatorio astronómico de Calar Alto

Publicado 22/05/2019 17:04:17CET
JUNTA DE ANDALUCÍA

ALMERÍA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía y el instituto alemán Max-Planck-Gesellschaft ya han hecho efectiva, ante notario, la firma de la transmisión del 50 por ciento de las participaciones sociales que éste tenía sobre el Observatorio Astronómico de Calar Alto, en Gérgal (Almería).

Con esta rúbrica, la administración autonómica pasará a gestionar su explotación de forma paritaria con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Tras la cesión de estas participaciones de forma gratuita, el departamento que preside Rogelio Velasco aportará 1,5 millones de euros para el mantenimiento y el desarrollo de las actividades del observatorio, calificado de primer nivel mundial, cuyo detalle se hará público junto a representantes del CISC en un acto en el propio centro científico de la Sierra de los Filabres.

La incorporación del Gobierno andaluz a la gestión del centro astronómico convierte a la Junta en propietaria del 50 por ciento de participaciones sociales de un centro altamente competitivo por su constante proceso de renovación, que ha jugado durante las últimas décadas un papel crucial en el progreso de la astrofísica moderna.

El consejero Rogelio Velasco ha garantizado que el objetivo de la Junta es seguir garantizando la continuidad de la actividad del observatorio, tras la marcha del Instituto Alemán y ha destacado que la aportación presupuestaria que el Gobierno andaluz va a realizar representa la mitad de su presupuesto total que será asumido en su otra mitad por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con quien comparte la gestión del Observatorio.

En su comparecencia en el Parlamento andaluz que el pasado 9 de abril el Consejo de Gobierno autorizó la adhesión de la Junta de Andalucía a dicho complejo, tras la salida del Instituto Alemán Max-Planck-Gesellschaft que transfirió, mediante cesión gratuita, su participación a la Administración andaluza.

El Gobierno andaluz va a mantener la modalidad de agrupación de interés económico entre la Junta y el CSIC, por ser la que mejor se adapta a una sociedad con dilatada experiencia y demostrada capacidad científica e investigadora, además de la alta especialización que requiere la gestión de este centro.

Hay que resaltar la importancia de Calar Alto en el fortalecimiento de la red de espacios científicos y tecnológicos de Andalucía, así como las posibilidades que ofrece para el mundo académico andaluz ya que la participación de la Administración autonómica en la gestión de Calar Alto va a permitir también la consolidación de este complejo como pieza clave del sistema público andaluz de universidades.

El observatorio astronómico de Calar Alto es actualmente una referencia mundial por su equipamiento de vanguardia, en el que destacan equipos exclusivos como el espectrógrafo 'Cármenes' o la cámara infrarroja de gran campo "Panic", que convierten a este centro en un observatorio único para estudios como los de la formación estelar en galaxias cercanas o la búsqueda de exoplanetas con condiciones para el desarrollo de la vida.

Calar Alto está plenamente integrado en el tejido español de la astrofísica y forma parte de la red de grandes instalaciones científico-técnicas singulares (ICTS) de nuestro país, manteniendo acuerdos para el uso de sus infraestructuras con instituciones de primer nivel como el Observatorio Astronómico Nacional, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, el Instituto Andaluz de Astrofísica o la Agencia Espacial Europea.