Las obras del Materno-Infantil de Almería acabarán en agosto y su conexión con Torrecárdenas, en octubre

Publicado 27/06/2019 15:11:16CET
Representación de las nuevas instalaciones del Complejo Universitario Torrecárdenas
Representación de las nuevas instalaciones del Complejo Universitario TorrecárdenasJUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

ALMERÍA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las obras del Hospital Materno-Infantil de Almería tiene prevista su fecha de finalización en agosto de este año mientras que el edificio de conexión de este nuevo recinto con el Hospital Torrecárdenas estará listo dos meses después, para octubre de este año, según el calendario que maneja el Gobierno andaluz.

El nivel de ejecución de las nuevas instalaciones, cuyas obras se retomaron en octubre de 2016 tras cuatro años de parón por limitaciones presupuestarias, supera el 94 por ciento del presupuesto total de la obra, que asciende a 27.229.837,57 euros, de modo que, hasta el pasado mes de abril, ya se habían certificado 25.609.669,39 euros, según los datos consultados por Europa Press.

La finalización de estos trabajos, inicialmente prevista para el primer trimestre de este año, permitirá contar con dos nuevas naves de nueve plantas que sumarán al Complejo Universitario Torrecárdenas unos 23.000 metros cuadrados.

No obstante, el plan de recursos humanos para la dotación de las instalaciones, que recae en la Dirección Gerencia del Hospital Torrecárdenas, está aún en fase de elaboración, por lo que no estará acabado hasta el último trimestre de 2019. Este aspecto obligará a posponer la puesta en marcha del centro.

Para dotar de contenido al hospital reservado, fundamentalmente, a servicios de pediatría y toco-ginecología, se prevé una inversión adicional de 8.722.475 euros, de forma que más de la mitad de este presupuesto --unos 4.928.359 euros-- se destinarán al equipamiento del edificio.

Asimismo, se prevé destinar 1.730.029 euros a mobiliario clínico, 1.300.380 euros al resto de mobiliario, 619.500 euros al equipamiento informático y otros 144.207 euros a otras inversiones.

El Hospital Materno Infantil tendrá una superficie construida de 23.271 metros cuadrados. Cada una de sus nueve plantas tiene una superficie de 3.200 metros cuadrados, dividida en dos módulos estructurales A y B de 2.100 metros cuadrados y 1.100 metros cuadrados, respectivamente.

La puesta en marcha de este futuro centro permitirá aumentar los recursos asistenciales en las áreas de Pediatría y Toco-Ginecología, al tiempo que permitirá liberar espacio en el interior del Hospital Torrecárdenas, para facilitar la mejora y reorganización de otras áreas. El centro, aunque autónomo en su funcionamiento, estará conectado en el Hospital Torrecárdenas, lo que permitirá compartir recursos de forma eficiente.

EL EDIFICIO DE CONEXIÓN, A LA MITAD

Por otra parte, el edificio de conexión entre el materno-infantil y Torrecárdenas se encuentra la mitad de su ejecución, ya que según la última certificación de obra del mes de mayo se había constatado una inversión efectuada de 2.165.288,84 euros de los 4.758.558,87 euros que suponen el total de la actuación, esto es, el 45,5 por ciento.

Las obras del nuevo edificio de conexión comenzaron en julio de 2018 y, según la planificación inicial, acabarían durante este verano. La zona de actuación abarca una superficie aproximada de más de 4.500 metros cuadrados y afecta a áreas como salud mental, radioterapia, cirugía pediátrica o las cafeterías de público y personal.

La conexión entre los dos hospitales se va a efectuar a través de la zona que antiguamente albergaba la Unidad de Hospitalización de Salud Mental. Afecta a un área total de 3.436 metros cuadrados construidos, que a su vez se distribuyen entre cuatro niveles, que van desde el -2 al +1.

En cuanto al Hospital Materno-Infantil, el centro dispondrá de una zona de hospitalización con 101 habitaciones individuales: 76 de hospitalización pediátrica y cirugía, 12 de oncología pediátrica, cinco de salud mental infanto-juvenil y seis de residencia para madres y padres). Habrá además una residencia para padres y madres, nueve boxes de observación, zona de juegos, una escuela infantil y solarium.

La Unidad de Neonatología tendrá 17 puestos para cuidados medios y 24 para cuidados mínimos. De igual forma, la UCI Pediátrica pasará de 13 a 17 puestos neonatales, además de contar con cinco boxes de tratamiento.

Las urgencias infantiles ocuparán un área de más de 1.500 metros cuadrados. Sus instalaciones incluirán una sala de clasificación, dos zonas para la atención de pacientes críticos, ocho consultas polivalentes, una sala para terapias respiratorias, más de una decena de puestos de observación y monitorización, una sala de radiodiagnóstico y otra de Telemedicina. Habrá además un área de Consultas Externas de Pediatría y tres hospitales de día: uno oncológico; otro quirúrgico, con sala de cirugía menor; y otro de salud mental infanto-juvenil.

ÁREA DE TOCO-GINECOLOGÍA

La zona destinada a la atención de la mujer dispondrá igualmente de un servicio de Urgencias, con cinco consultas polivalentes, nueve puestos de observación y una sala de clasificación. Las Consultas Externas de Obstetricia, Ginecología, Ginecología Oncológica y Patología Mamaria ocuparán un área de más de 1.000 metros cuadrados, con 18 locales.

El área de Hospitalización Toco-Ginecológica contará con 88 habitaciones individuales, de las que 32 estarán en la unidad de Gestantes, 32 en la de Puerperio y otras 24 en Ginecología. Además, habrá un Hospital de Día Obstétrico, y otro Quirúrgico con sala de cirugía menor.

Los paritorios estarán integrados por 16 salas de dilatación-parto, en las que las mujeres podrán permanecer durante todo el proceso de dilatación y el nacimiento. Estas salas supondrán la puesta en marcha de un nuevo modelo en la atención perinatal, en el que la gestante realiza la dilatación y el trabajo del parto en el mismo espacio en el que da a luz.

Además, cada una de las salas estará dotada de monitorización y telemetría propias, además del equipamiento y el mobiliario necesario para que la mujer pueda dar luz en la posición que le resulte más cómoda. Los paritorios se completarán con dos quirófanos específicos y dos piscinas para hacer posible la dilatación y el parto en el agua.

La puesta en marcha del Hospital Materno Infantil incluirá igualmente el traslado a sus instalaciones de las distintas áreas de la Unidad de Reproducción Humana Asistida del Complejo Torrecárdenas, permitiendo su incorporación a un espacio común. En su nueva ubicación la unidad dispondrá de tres consultas, una sala de punción y transferencia y dos laboratorios, uno de Andrología y otro de Embriología.

CONSULTAS EXTERNAS

El nuevo Complejo Universitario Torrecárdenas contará además con un nuevo edificio de Consultas Externas, anexo al Materno-Infantil, cuyas obras han sido adjudicadas por 10.507.810,7 euros a la UTE Anfrasa-Canval el pasado 13 de junio. Las obras durarán 24 meses, una vez se formalice el contrato.

Este nuevo inmueble se destinará a uso ambulatorio y contará con un área de Consultas, Hospital de Día Médico, Hospital de Día Oncológico y zona de Diagnóstico por la Imagen. Así, se ubicará en una parcela de una superficie aproximada de 4.200 metros cuadrados donde se levantará un inmueble de unos 8.000 metros cuadrados.

Dentro de la renovación de las dependencias hospitalarias se incluye también la ampliación y mejora de su servicio de Urgencias, que afectó a un total de 278 metros cuadrados y conllevaron la reorganización de espacios con nuevos boxes de atención así como la adaptación de los circuitos para profesionales y usuarios, con una inversión de 235.974 euros.