Sánchez Rubio valora el trabajo "anónimo" y la dedicación de los voluntarios de Cruz Roja

Sánchez Rubio visita el centro de atención social de Cruz Roja
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 08/11/2018 13:53:45CET

ALMERÍA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha valorado el trabajo "anónimo" que realizan los voluntarios y su "dedicación a quienes más lo necesitan" a través de Cruz Roja de Almería, entidad que gestiona el Centro de Atención Social Integral cuya sede ha visitado.

La representante del Gobierno andaluz ha recorrido las instalaciones destinadas a las personas que se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad y exclusión social.

El centro ofrece servicios de acogida, estancia, comida, orientación laboral y atención psicológica, entre otros, de los que se encargan 16 profesionales de las áreas de trabajo social, psicología, medicina, educación, mediador intercultural y administración, y más de 30 voluntarios.

Sánchez Rubio ha recordado que su departamento tiene concertadas plazas con Cruz Roja en la Unidad de Estancia Diurna de Almería y en la de Los Infantes en Pinos Puente (Granada), en la unidad para personas con Alzheimer de Málaga y en la Residencia para Personas Mayores de San Fernando (Cádiz).

La consejera ha subrayado también la relación de la Junta de Andalucía con la entidad a través de la colaboración en diversos programas en materia de drogodependencias, atención de menores con discapacidad, acogimiento familiar de menores, voluntariado, juventud, atención a mujeres en situación de riesgo de exclusión social y a prostitutas, así como actuaciones de cooperación internacional.

Según datos de Cruz Roja Almería, en 2017 un total de 69.441 personas de la provincia se han beneficiado de sus acciones y programas gracias a los casi 2.200 voluntarios que tiene la entidad.

Entre otras actuaciones, en ese periodo Cruz Roja Almería ha atendido las necesidades básicas de 26.432 personas y a cerca de 15.000 inmigrantes y refugiados.

Contador