Publicado 24/06/2020 17:14:48 +02:00CET

El delegado de la Junta y el alcalde de Córdoba visitan Medina Azahara en su reapertura al público

(Desde Izda.) Torrent, Vallejo, Casanueva, Bellido Y Repullo, En Medina Azahara.
(Desde Izda.) Torrent, Vallejo, Casanueva, Bellido Y Repullo, En Medina Azahara. - AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

CÓRDOBA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, acompañado por la delegada de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Córdoba, Cristina Casanueva, y el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha visitado la antigua ciudad califal de Medina Azahara este miércoles, con motivo de su reapertura al público, una vez superado el estado de alarma por el Covid-19.

Al respecto de esta reapertura, en la que han tomado parte también este miércoles el director del conjunto arqueológico, Antonio Vallejo, y la teniente de alcalde delegada Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, Blanca Torrent, la delegada de Cultura de la Junta, Cristina Casanueva, ya ha explicado que se han "adaptado los recorridos, tanto en el yacimiento, como en el museo, para que sean circulares" y con todas las garantías de seguridad.

Así, Cultura ha adaptado el recorrido de visita del museo y del yacimiento de forma circular y unidireccional, estableciendo puntos de acceso diferenciados para la entrada y salida de visitantes, colocando gel hidroalcohólico en dichos accesos y reforzando la señalización en todo el recorrido de visita con las nuevas normas y recomendaciones.

Además, no se entrega ticket de entrada y, del mismo modo, se han sustituido los folletos informativos e itinerarios del museo y el yacimiento en papel por códigos QR, que permiten su descarga desde cualquier dispositivo móvil.

Casanueva ha resaltado que "hemos puesto a punto Medina Azahara para que los ciudadanos puedan disfrutar de todo su esplendor, además de tomar medidas de protección y prevención frente al coronavirus, tanto para los trabajadores, como para los ciudadanos que nos visiten ", una nueva realidad que "afrontamos con mucha ilusión, compromiso y responsabilidad".

El recorrido por el yacimiento ha sido modificado y, al igual que el museo, se han establecido distintos accesos para la entrada y salida de visitantes. El aforo máximo permitido también se ha visto reducido en función del tamaño de los espacios del museo y del yacimiento.

En general, en el ámbito del museo el aforo de visitantes se reduce al 50 por ciento, ya que de 150 personas cada media hora se reduce a 75, y concretamente los espacios se ajustarán a un aforo de 63 personas en el auditorio; 15 personas en la entrada, 50 personas en planta baja y 15 personas en planta alta, en la sala de exposición permanente; 25 personas en el interior; otras 20 en la terraza en la cafetería; siete personas en la tienda y cuatro en los aseos.

El autobús lanzadera que conecta el museo con el yacimiento reduce su capacidad de 100 a 50 personas por desplazamiento. La reserva previa de la visita sigue siendo obligatoria para grupos a partir de diez personas. En caso de grupos inferiores a ese número, los ciudadanos podrán acceder directamente a la taquilla del museo el mismo día de la visita.

"NUEVOS RETOS"

El director de la antigua ciudadela califal del siglo X, Antonio Vallejo, por su lado, ha señalado ya que, tras el confinamiento, "se presentan nuevos retos que afrontaremos con ilusión, compromiso y responsabilidad". Con la reapertura "se adapta el itinerario de visita a las nuevas medidas sanitarias para que los visitantes disfruten del recorrido con las máximas garantías a la hora de redescubrir esta excepcional joya patrimonial".

El responsable de Medina Azahara ha detallado que la visita "comienza por la puerta Norte, pero accediendo en primer lugar por el espacio oficial, el Edificio Basilical, las calles en rampa y el Pórtico, con la posterior visita a la zona privada; el mirador hacia el Salón Rico, frente a la vivienda del primer ministro, la Casa de Yafar, las viviendas de servicio, los edificios superiores y posterior salida de nuevo por la puerta norte donde se realizará el control por parte de los vigilantes del conjunto para evitar que coincidan las personas que entran y salen al palacio".

Sin embargo, Vallejo ha puntualizado que "la salida del yacimiento se realizará por el acceso previsto para las personas con discapacidad, evitando la confluencia de personas". Como ha señalado, "el yacimiento tiene sus propias exigencias de conservación en esta situación y se ha trabajado para compatibilizar esa necesidad con el mantenimiento de una experiencia personal en cada visita que será la más completa posible".

En este sentido, se ha optado por que en las respectivas portadas de la Casa de Yafar y el Edificio Basilical Superior no se cierren las mismas con catenarias o elementos separadores para evitar que se tocaran los fustes y la decoración accesible por el público, sustituyendo esa medida por una señal de no tocar para permitir el uso de la portada como escenario usual para las fotografías de los ciudadanos.

ENTRADA GRATUITA

Vallejo ha explicado que la entrada sigue siendo gratuita para todos los ciudadanos de la Unión Europea y de 1,5 euros para los extracomunitarios. El único coste de la visita es el bus lanzadera que traslada a todos los visitantes desde el museo hasta el yacimiento.

El coste de la lanzadera es de 2,5 euros por persona, aunque existe una tarifa reducida de 1,5 para niños de entre cinco y 12 años, así como para mayores de 65 años, mientras que los niños de cero a cuatro años quedan exentos de pago. El pago se realiza en efectivo al conductor en el momento en que vayan a trasladarse al yacimiento.

El director de Medina Azahara ha señalado que se recomienda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas; el uso de mascarilla será obligatorio; se evitará tocar cualquier objeto o estructura del yacimiento; estará prohibido tirar nada al suelo, usando siempre las papeleras; y se deberá seguir el orden establecido con números y flechas en los planos del itinerario de la visita, así como respetar las indicaciones del personal de vigilancia.

HORARIO

El horario de apertura, hasta el próximo 30 de septiembre, será de martes a domingo y festivos de 9,00 a 15,00 horas. Las visitas nocturnas, solo al yacimiento, tendrán lugar del 1 de julio al 30 de septiembre, de martes a sábado de 19,00 a 00,00 horas. Del 1 de octubre al 31 de diciembre, el horario será de martes a sábado de 9,00 a 18,00 horas y los domingos, festivos y lunes víspera de festivo de 9,00 a 15,00 horas.

En verano, los festivos y lunes abiertos serán el 15 de agosto y el 7 y 8 de septiembre, mientras que en el horario de invierno, los festivos abiertos serán el 12 y el 24 de octubre, así como el 2 de noviembre y el 7 y 8 de diciembre. El yacimiento permanecerá cerrado los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 y 6 de enero.

Contador