El Hospital Reina Sofía de Córdoba atiende unas 45.000 consultas al año por patologías musculoesqueléticas

Publicado 16/06/2019 13:21:08CET
JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba atiende unas 45.000 consultas al año por patologías musculoesqueléticas, según se extrae del balance de actividad asistencial anual de la Unidad de Aparato Locomotor. Fundamentalmente, estas consultas están relacionadas con dolor en músculos y huesos y limitaciones de la función articular (rodillas, caderas, columna, hombros y manos).

Los pacientes atendidos llegan a las consultas de la Unidad de Aparato Locomotor derivados tanto desde Atención Primaria como desde Atención Hospitalaria y, según indica el director de la unidad, el médico rehabilitador Manuel Arias, "en nuestro servicio resolvemos el 75% de las demandas que recibimos ofreciendo a los pacientes las distintas terapias que forman parte de nuestra cartera de servicios, mientras que en torno al 25% de los pacientes precisa derivación a otros especialistas para completar su tratamiento". "Somos una unidad muy resolutiva que atendemos en acto único", ha valorado.

La Junta ha explicado en un comunicado que la mayoría de los pacientes que necesitan ser vistos por otras especialidades son atendidos en los servicios de Cirugía Ortopédica, Rehabilitación, Reumatología y en la Unidad del Dolor del Hospital Reina Sofía.

Los principales tratamientos prescritos en esta unidad consisten en infiltraciones de antiinflamatorios y ácido hialurónico guiadas con ecógrafo, así como prescripción de fármacos y material de ortopedia y seguimiento de los ejercicios que se indican y recomiendan según la patología concreta.

Precisamente, la Unidad de Aparato Locomotor cuenta con una consulta de enfermería que hace seguimiento telefónico a los pacientes a "fin de incrementar y mejorar la adherencia a los tratamientos". En opinión del doctor Arias, "esta consulta está dando muy buenos resultados a través del recordatorio, por parte de enfermería, de las normas de higiene postural que deben llevar a cabo".

Además, prosigue el facultativo, los profesionales de este servicio hacen valoraciones de ayudas ortopédicas (facilitando las prescripciones) y también mejoran la accesibilidad de los pacientes y familiares reduciendo los desplazamientos para materiales de ayuda a la marcha (que se suelen gestionar a través de los centros de salud).

La plantilla de esta unidad está formada por médicos rehabilitadores y también reumatólogos, personal de enfermería y auxiliares, un administrativo y un celador y presta sus servicios en el Centro de Especialidades Carlos Castilla del Pino.