Publicado 01/12/2022 11:04

Reina Sofía e Imibic suman fuerzas en Córdoba para frenar el cáncer de próstata, el más frecuente en hombres

Participantes en el partido fútbol contra el cáncer de próstata.
Participantes en el partido fútbol contra el cáncer de próstata. - JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) se han sumado, un año más, a la campaña de promoción de hábitos de vida saludables, centrada en la población masculina, para frenar los datos de incidencia del cáncer de próstata, que señalan a este tumor como el más frecuente en hombres y supone en torno al 20 por ciento del total de casos de cáncer, excluyendo el de piel no melanoma.

De hecho, según ha informado la Junta de Andalucía en una nota, solo en el Hospital Reina Sofía se diagnostican más de 250 nuevos casos de cáncer de próstata al año, un tumor que presenta una incidencia de 103 casos por cada 100.000 habitantes, lo que significa que uno de cada 12 hombres desarrollará cáncer de próstata antes de los 75 años.

Estos datos hacen necesaria una concienciación de la sociedad, especialmente de la masculina, para incluir hábitos de vida saludables en el día a día, y acudir a las revisiones y cribados, a fin de realizar un diagnóstico precoz.

Precisamente por ello, este año el hospital y el Imibic continúan la campaña específica dirigida a la población masculina. Concretamente esta semana se ha celebrado un partido de fútbol con el Córdoba CF, y este jueves profesionales de las diferentes especialidades que participan en el tratamiento y diagnóstico de este tumor informan a la población, a través de las redes sociales del hospital, de las diferentes implicaciones de su servicio en el abordaje de la mismas, así como las novedades que se han producido.

El objetivo de este tipo de campañas es visibilizar la patología y hacer llegar al mayor número de personas información sobre la importancia de tomar decisiones, sobre nuestro día a día, que prevengan la enfermedad.

INVESTIGACIÓN

Una de las principales herramientas para la lucha frente a esta enfermedad es la investigación, una actividad que en Córdoba se ha incrementado notablemente durante los últimos años y que permite acercar los tratamientos más novedosos a la población de referencia. Así, en estos momentos, los profesionales del Imibic y del hospital tienen activos seis proyectos de investigación y 24 ensayos clínicos en todos los escenarios de la enfermedad, desde el diagnóstico, con el ensayo 'Prime Trial', hasta numerosos ensayos terapéuticos en los estadios de enfermedad avanzada.

Todos estos trabajos estudian nuevos marcadores para realizar un diagnóstico más preciso y precoz, así como la mejora de las técnicas diagnósticas de imagen y de los tratamientos. Cabe destacar el logro de la financiación de un proyecto desde el ministerio de sanidad en la convocatoria 2022 de la Acción Estratégica en Salud 2021-2023, de subvenciones de Proyectos de I+D+I en salud en relación a biomarcadores proteicos y radiómica.

Destacan también los estudios colaborativos multicéntricos Prostav e Inviprost, que se lideran desde Córdoba, o aquellos en los que se colabora y que están relacionados con marcadores e imagen para diagnóstico, registros nacionales de vigilancia activa, como AEU-PIEM/2014/000.

En el campo de los ensayos clínicos, Córdoba desarrolla un importante trabajo a través de las diferentes disciplinas implicadas en el abordaje de este tumor. Así, por ejemplo, los profesionales del hospital y del Imibic trabajan en estudios multicéntricos para la evaluación de la resonancia magnética o, también, destacan los proyectos que el doctor Raúl Luque lidera junto con el grupo de Oncobesidad y metabolismo (Grapcan, entre otros).

Otros proyectos destacados en este campo son el estudio europeo Pegasus, el ensayo Enzart, la inclusión en la plataforma Procure, el ensayo Python o el proyecto multicéntrico que busca describir la variación en el tratamiento y los resultados en una población representativa de pacientes con cáncer de próstata avanzado.

En cuanto a la Oncología Médica, la cada vez más creciente actividad en ensayos clínicos ha permitido incrementar la inclusión de pacientes con cáncer en un 25 por ciento, de los que más del diez por ciento son pacientes con cáncer de próstata.

En los últimos años hemos asistido a un importantísimo avance de los tratamientos sistémicos contra la enfermedad avanzada, se están desarrollando nuevos tratamientos dirigidos a mutaciones concretas de algunos tumores, radiofármacos que actúan de forma selectiva sobre las células tumorales, y agentes inmunoterápicos. La importante participación de Córdoba en ensayos clínicos internacionales está permitiendo que muchos de nuestros pacientes tengan ya acceso a estos tratamientos tan prometedores.

ABORDAJE Y TRATAMIENTO

Son muchas las especialidades clínicas implicadas en el abordaje de este tumor. El trabajo colaborativo entre la Unidad de Urología con servicios como Medicina Nuclear, Radiología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Anatomía Patológica o Atención Primaria, entre otros, permite tratar el cáncer de forma integral, atendiendo al diagnóstico, ofreciendo tratamientos personalizados y previendo cómo dar respuesta ante las posibles secuelas que el tratamiento pueda generar en el paciente.

Los especialistas recuerdan que este tumor no suele presentar síntomas y que existe un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad cuando se tienen antecedentes familiares y en pacientes de raza negra. La mejor arma para prevenirla es un estilo de vida saludable, porque la obesidad o el síndrome metabólico son factores que pueden aumentar el riesgo de aparición del tumor.

Según destaca el responsable del servicio de Urología del Hospital Reina Sofía, Francisco Anglada, "el avance en los tratamientos asistenciales también está ayudando a mejorar el pronóstico y la calidad de vida de lo spacientes".

En este sentido, destaca el desarrollo de la cirugía robótica en pacientes con cáncer de próstata, la introducción de la biopsia por fusión, técnicas de imagen de nueva generación y nuevos tratamientos de radioterapia de alta precisión gracias a la incorporación de aceleradores lineales de alta gama, así como nuevos tratamientos para el cáncer de próstata avanzado. En concreto, ya se han realizado más de 1000 biopsias por fusión, y unas 300 prostatectomías laparoscópicas asistidas por robot llevando a niveles de experiencia muy satisfactorios.

Para el responsable de Urología todas las acciones que se han desarrollado en el campo de la investigación y en el plano asistencial "han ayudado a obtener mejores diagnósticos y más precisos, evitar el número de biopsias que se realizan al paciente, ofrecer tratamientos más personalizados y, por tanto, más efectivos; acercar la tecnología mínimamente invasiva a nuestros pacientes; reducir el número de sesiones de radioterapia; ofrecer nuevas posibilidades terapéuticas a determinados pacientes ocn metástasis u homogeneizar el manejo del paciente en toda la provincia". Sin duda, grandes mejoras que redundan en la calidad de vida del paciente.