Actualizado 15/11/2016 18:07 CET

Cerca de 600 personas en el dispositivo frente a emergencias por causas metereológicas

Comité Director del Plan de Emergencias por Riesgos de Inundaciones y Nevadas
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Junta, Gobierno central y Diputación coordinan el plan que cuenta con 52 quitanieves preparadas y 5.500 toneladas de sal preparadas

GRANADA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La delegada de la Junta de Andalucía en Granada, Sandra García, ha presidido la reunión del Comité Director del Plan de Emergencias por Riesgos de Inundaciones y Nevadas, en cuyo dispositivo se encuentran este año integradas cerca de 600 personas, incluyendo al personal del plan de lucha contra los incendios forestales (Plan Infoca) en actuaría en caso de inundaciones.

La celebración de este comité ha contado con la participación de la subdelegada del Gobierno, Eva Blanco, así como personal técnico de la Diputación, Servicio de Emergencias 112, Protección Civil, Policía Autonómica, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, Bomberos, entre otros, según ha informado la Junta de Andalucía en una nota.

La reunión ha tenido entre sus objetivos la firma del nuevo protocolo de coordinación interadministrativa ante situaciones meteorológicas extremas, así como presentar los recursos materiales de las tres administraciones públicas ante situaciones meteorológicas extremas.

El objetivo del dispositivo es garantizar la vialidad de la red de carreteras en la provincia de Granada, además de reducir al mínimo el número de tramos con retenciones y restricciones al tráfico, así como su duración y asegurar la atención a los usuarios de los vehículos y ciudadanos en general, cuando la incidencia de las situaciones meteorológicas extremas lo hagan necesario.

Además de contar con las cerca de 600 personas vinculadas a alguna de las tres administraciones que entran en juego en este plan, el dispositivo ya tiene listos los 27 Centros de Conservación, repartidos por toda la provincia.

En ellos, se encuentran en espera la maquinaria, un total de 53 vehículos quitanieves, así como las 5.500 toneladas de sal y 50.000 litros de salmuera, esenciales para cualquier situación de emergencia derivada de condiciones metereológicas extremas, sobre todo nieve y heladas.

Tanto la delegada del Gobierno andaluz como la representante del Gobierno central han resaltado la importancia de una buena coordinación entre instituciones y entidades, ya que "lo esencial" es atender de manera "rápida y eficaz" a la ciudadanía, ofrecer todas las condiciones posibles que garanticen la viabilidad de la red de carreteras de la provincia, "minimizando en todo lo posible los efectos que puedan darse durante un temporal, y ofreciendo todas las garantías de seguridad", señala García.

Por su parte, Eva Blanco ha afirmado que con la firma de este protocolo "todos los medios se ponen a disposición de todas las administraciones". En caso de que ocurra una situación meteorológica adversa, todos los medios se ponen a disposición con el fin de "garantizar la viabilidad de la carretera independientemente de quién sea su titular".

Como en anteriores ocasiones, con el fin de reforzar la coordinación, las administraciones mantendrán un órgano conjunto de decisión, que estará ubicado en el Centro de Coordinación de Emergencias de la Junta de Andalucía-112, el cual será el encargado de centralizar la información y gestionar todos los recursos disponibles.

Las administraciones coinciden en la importancia del servicio 112 para que todos los organismos implicados y sus dispositivos estén "perfectamente informados" de la situación en cada momento, "no sólo por los operativos que intervienen, sino también por las llamadas que realicen los propios ciudadanos".

La gestión de las actuaciones previstas en el protocolo acordado se llevará a cabo desde el centro de coordinación operativa, constituido de forma automática tras la comunicación por parte de la Agencia Estatal de Meteorología de una predicción de fenómenos meteorológicos adversos.