Actualizado 03/03/2021 15:14 CET

Marín espera poder ampliar ya "un poco" horarios comerciales y que los datos permitan abrir provincias en Semana Santa

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, inaugura en Granada el Centro de Internamiento de Menores Genil.
El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, inaugura en Granada el Centro de Internamiento de Menores Genil. - EUROPA PRESS

GRANADA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha confiado este miércoles en que los informes que se analicen esta tarde en el Comité de Expertos "avalen" una "cierta flexibilidad" de los horarios comerciales que rigen en este momento, incidiendo no obstante en la necesidad de ser "prudentes" puesto que, si bien el virus se encuentra en una situación "de meseta" en la que se está estabilizando, "no hemos conseguido doblegarlo".

   En este contexto, y a preguntas de los periodistas sobre las previsiones para Semana Santa, ha confiado en que "ojalá" la evolución de la pandemia permita "al menos" abrir el cierre perimetral de las provincias y que los andaluces puedan moverse por Andalucía, pero ha matizado que, aunque ése es el deseo del Gobierno andaluz, es "muy aventurado" avanzar que se vaya a producir pues va a depender en todo caso de la evolución de la pandemia.

   Marín se ha pronunciado de este modo a preguntas de los periodistas en Granada sobre las posibles medidas que puedan aprobarse en la reunión de esta tarde del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, el conocido como comité de expertos de la Junta de Andalucía. Ha indicado que los datos apuntan a que  el virus se encuentra en Andalucía en una situación "de meseta" en la que se está estabilizando pero "no hemos conseguido doblegarlo" en la medida en que sería necesario para poder impulsar unas medidas menos restrictivas y de "más apertura" de lo que realmente en este momento se puede ofrecer a los andaluces.

   El vicepresidente de la Junta ha recordado el gran "esfuerzo" realizado por parte de toda la sociedad, desde las familias a los empresarios afectados por las restricciones, para incidir en que "no podemos tirarlo todo por la borda por precipitarnos en un momento como este".

   Así, ha indicado que actualmente Andalucía no baja de los 1.700 ingresados, de los que 400 están en UCI, y "sigue muriendo gente" en esta comunidad aunque en los últimos días esté siendo en un número inferior. Los expertos han advertido además de que marzo puede ser un mes en el que haya "picos de sierra" y Marín ha llamado a "evitar una cuarta ola con todos los medios que tenemos a nuestra disposición". Pese a ello, ha confiado en que los informes de los expertos avalen una apertura "un poquito más amplia" de los horarios comerciales de lo que existe actualmente, en tanto que hay sectores que "están muy dañados", como el pequeño y mediano comercio, la hostelería y la restauración.

   Preguntado sobre las previsiones turísticas para Semana Santa, el también consejero de Turismo ha mantenido que en estos momentos se desconoce hasta qué punto se va a restringir la movilidad. "Ojalá para el próximo 26 de marzo, viernes de Dolores, estemos con unos datos que al menos nos permitan abrir el cierre perimetral en las provincias y que los andaluces puedan moverse por Andalucía, pero va a depender mucho del nivel en el que se encuentre la pandemia en las distintas provincias", ha relatado.

   Así, y aunque ha reconocido que es el "deseo" del Gobierno andaluz, ve "muy aventurado" avanzar cuando aún quedan tres semanas si esta situación se va a producir o no, en tanto que en este tiempo la curva covid puede "dispararse o venirse más abajo", por lo que se mantendrá la prudencia y se atenderá a las recomendaciones del comité de expertos.

   En todo caso, el vicepresidente de la Junta de Andalucía ha mantenido que debería existir un criterio coordinado para abrir la movilidad entre comunidades, puesto que 17 regiones tomen decisiones distintas "solo puede llevarnos al caos", ha agregado, recordando que 9 de mayo finaliza el estado de alarma y censurando que se ponga en el tejado de las comunidades autónomas estas decisiones.