Actualizado 05/07/2020 17:08:35 +00:00 CET

Ibima y Hospital Clínico de Málaga lideran una investigación en tratamiento de uno de los cánceres más agresivos

Entrada exterior de la Unidad de Investigación Fase I de Ibima
Entrada exterior de la Unidad de Investigación Fase I de Ibima - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

El estudio ofrece una nueva alternativa potencialmente más activa y menos tóxica que otros tratamientos

MÁLAGA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) participa como uno de los centros de mayor influencia en un ensayo clínico de carácter internacional en el tratamiento de un tipo de cáncer de pulmón que acaba de ser publicado en la revista científica 'The Lancet', una de las que cuenta con un factor de impacto más alto y considerada de las más influyentes dentro del ámbito científico en todo el mundo.

El Ibima participa gracias a la implicación del especialista en Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, y coordinador médico de la Unidad de investigación de fase I de Ibima, José Manuel Trigo, como principal autor de dicha publicación.

La metodología de este estudio ha sido posible gracias a la participación de 26 hospitales, repartidos en seis países europeos junto a Estados Unidos, llevado a cabo en pacientes con un diagnóstico de cáncer de pulmón de células pequeñas (CPCP).

Los pacientes que han participado --un total de 150-- debían de tener una serie de criterios para acceder a dicho ensayo en fase 3, como haber progresado a una primera línea de tratamiento con quimioterapia como mínimo, tres semanas antes del comienzo del estudio, ausencia de metástasis cerebrales, una función orgánica adecuada.

El ensayo, desarrollado a lo largo de cuatro años, desde 2015 a 2019, se centró en comprobar el efecto de un compuesto como lurbinectedina, un inhibidor selectivo de la transcripción oncogénica.

Como antecedente, han precisado desde el Ibima, el equipo investigador se centró en un estudio en fase 2 en la que se evaluó la actividad y seguridad de lurbinectedina en pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas (CPCP) en aquellos casos en los que no había resultados satisfactorios tras un tratamiento con quimioterapia basados en platino.

El equipo de científicos implicado en este estudio se encargó de observar mediante el ensayo si la aplicación de este compuesto detiene el transcurso de la enfermedad, así como las posibilidades de representar un nuevo tratamiento potencial, alternativo al convencional, para pacientes de cáncer de pulmón de células pequeñas.

UNA NUEVA ALTERNATIVA

El equipo concluye en esta publicación científica que la utilización de este fármaco podría ser actualmente la mejor alternativa para el tratamiento de pacientes con este tipo de tumor en estadíos avanzados que han progresado a una primera línea de tratamiento.

En este sentido, los expertos aseguran que es interesante profundizar sobre una nueva línea de investigación en curso consistente en la combinación con doxorrubicina, como terapia de segunda línea en un ensayo aleatroziado de fase 3.

La doxorrubicina, han explicado en un comunicado, es un compuesto comúnmente utilizado en combinación de otros medicamentos para tratar determinados tipos de cáncer, además del de pulmón, como el de vejiga urinaria, de mama, de estómago, de ovario o algunos tipos de linfomas como De Hodgkin o no Hodgkin, así como determinados tipos de leucemia, entre otros.

La respuesta tumoral ha sido superior a la observada con otros compuestos ya aprobados para esta indicación, con un mejor perfil de toxicidad, lo que supone una esperanza de poder ofrecer nuevas vías de tratamiento para este tipo de tumor.

El propio doctor Trigo ha reconocido que el estudio "ofrece una nueva alternativa potencialmente más activa y menos tóxica que otros tratamientos tras la progresión a los una terapia basada en platino". En este sentido, el propio investigador ha mostrado su agradecimiento por la colaboración de los pacientes que han participado en el ensayo mostrando "de manera desinteresada su implicación en un proyecto de carácter internacional", ha subrayado.

Por su parte, el director del Centro de Investigaciones Médico Sanitarias (CIMES), además de coordinador del Área de Oncología del IBIMA y director de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de Oncología en los hospitales públicos de Málaga, Hospital Regional de Málaga y Universitario Virgen de la Victoria, Emilio Alba, ha manifestado que este ensayo clínico supone "aportar una información muy relevante sobre un fármaco con actividad en una enfermedad como el cáncer de células pequeñas de pulmón para el que no ha habido nuevas alternativas terapéuticas en los últimos 20 años".

Alba ha incidido en que "es un orgullo que la Unidad de Fase I de Ibima, liderada por el Dr. Trigo, haya tenido una participación destacada en este estudio, reflejo de su posicionamiento como una de las más importantes de nuestro país".

UN CÁNCER MUY AGRESIVO

El cáncer de pulmón de células pequeñas (CPCP) es una forma muy agresiva de cáncer como consecuencia de la metástasis que produce de manera muy temprana. Se calcula que en torno al 15 por ciento de cáncer pulmonar pertenecen a esta tipología, más frecuente en hombres que en mujeres, y que tiene al tabaquismo como uno de los principales factores de riesgo para la enfermedad.

Este tipo de tumor, generalmente realiza su diseminación en forma de metástasis a otras partes del cuerpo como el cerebro, el hígado o el hueso. Aunque la quimioterapia basada en platino constituye la base del tratamiento inicial de esta enfermedad, no existe un tratamiento óptimo para los pacientes que progresan al tratamiento basado en platino, tanto por su escasa actividad como por la alta tasa de efectos secundarios.

En este estudio, la lurbunectidina se posiciona como una de las mejores alternativas de tratamiento tras la progresión o recaída a un tratamiento de quimioterapia basada en platino.

El pronóstico de este tipo de tumor no suele superar los dos años de esperanza de vida tras el diagnóstico, si bien puede prolongarse con un adecuado tratamiento, aún cuando el cáncer se ha diseminado. Existen pocos casos en los que el tratamiento puede llevar a una cura a largo plazo, aunque sí se da en aquellos casos donde el factor predictivo y un diagnóstico desempeña un papel crucial.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Cierre cautelar durante 15 días del local de ocio de Torremolinos donde no se cumplían las medidas contra el COVID-19

  2. 2

    El mundo se queda sin El Chavo del Ocho y El Chapulín Colorado

  3. 3

    Fallece un legionario en un accidente en el campo de maniobras de Viator (Almería)

  4. 4

    Australia impone el toque de queda nocturno en Melbourne y declara el estado de desastre en Victoria por el coronavirus

  5. 5

    La OMS avisa de que todavía no se percibe el final del coronavirus y sus efectos se verán durante décadas