Varias unidades del Área Sanitaria Norte de Málaga mejoran la detección del ganglio centinela en el cáncer de mama

Nuevo sistema en detección de ganglio cáncer de mama
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 15/10/2018 11:26:00CET

MÁLAGA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las unidades de Cirugía General, Radiología, Anatomía Patológica y Medicina Interna del Área Sanitaria Norte de Málaga mejoran la detección del ganglio centinela en el cáncer de mama con la incorporación del sistema SentiMag y el trazador Sienna+, que permite la localización magnética del ganglio centinela sin necesidad de usar materiales radioactivos.

Y es que, según han informado desde la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga, a través de un comunicado, el Sienna+ "es un trazador capaz de producir una respuesta magnética transitoria que el Sentimag puede detectar en cantidades diminutas".

Desde 2012 se han realizado estudios clínicos con más de 1.200 pacientes en todo el mundo lo que hace que las Unidades de Gestión Clínica de Cirugía General, Radiología, Anatomía Patológica y Medicina Interna del Área Sanitaria Norte de Málaga hayan creído oportuno incorporarla a su práctica en pacientes con cáncer de mama.

Hasta ahora en el Hospital de Antequera, como en la mayoría de centros, se utilizaba el estudio y la detección del ganglio centinela en el cáncer de mama con el sistema del Tc-Molibdeno 99, una sustancia radioactiva 99m Tc emisora de radiación gamma de corta vida utilizado en imágenes médicas. Para hacerse esta prueba las pacientes debían trasladarse al Hospital Regional de Málaga un día antes de la intervención quirúrgica.

"Los resultados presentados, a día de hoy, han demostrado que la detección magnética del ganglio centinela puede realizarse de forma fácil, segura y comparable al procedimiento habitual --concordancia 98 por ciento, concordancia de afectación 98 por ciento--, han manifestado.

Este sistema de detección magnética del ganglio centinela permite, han significado, "grandes mejoras para las pacientes de esta comarca y para el sistema sanitario, pues se evitan los costosos traslados en ambulancia, se evita el ingreso y aislamiento de la paciente durante un día".

Además, han apuntado, "se disminuye el gasto en materiales radiactivos y la producción de residuos radioactivos, facilita el manejo y favorece el resultado exitoso de la prueba y también la sustancia introducida no es radiactiva ni tóxica para el organismo".

Las unidades de gestión clínica mencionadas trabajan desde el pasado mes de julio con este nuevo sistema y muestran su satisfacción al comprobar las mejoras y la comodidad para las pacientes y para el desarrollo de las intervenciones.