2 de junio de 2020
 
Actualizado 20/05/2020 16:49:13 +00:00 CET

Andalucía diseña la "desescalada" de la Atención Primaria y su función para la detección precoz de casos de coronavirus

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante su intervención en el pleno del Parlamento de Andalucía. En Sevilla (Andalucía, España), a 20 de mayo de 2020.
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante su intervención en el pleno del Parlamento de Andalucía. En Sevilla (Andalucía, España), a 20 de mayo de 2020. - María José López - Europa Press

SEVILLA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha informado este miércoles en el Pleno del Parlamento del proceso de "desescalada" en la Atención Primaria de la sanidad andaluza, así como de la función que este área tendrá en la "detección precoz" de los nuevos casos de coronavirus que se detecten.

Además, el titular andaluz de Salud ha aprovechado su comparecencia en el Pleno para animar a los grupos con representación en la Cámara a apoyar la solicitud que ha realizado la Junta de Andalucía al Ministerio de Sanidad para que autorice el pase, desde el próximo lunes día 25 de mayo, de las ocho provincias de la comunidad a la fase II de la transición hacia la "nueva normalidad".

En relación a la desescalada de la Atención Primaria, Aguirre ha explicado que continuará el "perfecto" funcionamiento de los "dobles circuitos 'Covid-19' y 'no Covid-19'" diseñados, así como ha explicado que en los distritos sanitarios se han puesto en marcha "planes funcionales de normalización", de forma que "habrá un filtro inicial en los centros para orientar a pacientes que acudan presencialmente y atenderlos".

También ha anunciado que "la atención telefónica que ha funcionado tan bien durante estos tres meses se va a mantener", con esa "agenda telefónica de siete minutos" por paciente para "atender al máximo de consultas", si bien se garantizan "consultas presenciales ante sospechas de casos de Covid o de infección respiratoria aguda, o para cualquier patología que se tenga que evaluar 'in situ'", de forma que, en esos casos, los propios profesionales citarán a los pacientes para su atención en los centros de salud.

El consejero ha afirmado que las consultas de "síntomas respiratorios" van a tener "absoluta prioridad mediante circuitos específicos Covid", y ha reseñado que "toda la atención presencial se orientará hacia el acto único", de modo que el paciente permanezca "el mínimo tiempo" posible en el centro de salud y salga "con el diagnóstico y el tratamiento puesto".

También ha indicado que la Consejería pilotará "la atención domiciliaria para patologías crónicas, problemas de movilidad, al igual que la teleasistencia para el abordaje de estos pacientes", así como va a "mantener en el tiempo" medidas adoptadas en los últimos tres meses en las residencias de mayores, como su integración en el sistema de los centros de salud, la coordinación con hospitales y las figuras de la 'enfermería de enlace'.

REFUERZO DE PERSONAL

Según ha abundado el consejero, para todo esto el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha aumentado recursos hasta el pasado 15 de mayo en diferentes categorías. En concreto, ha explicado que se han incorporado 380 profesionales en distritos de Atención Primaria, y 1.773 en las áreas de gestión sanitaria, dentro también de Atención Primaria.

De igual modo, ha indicado que el sistema de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería está inmerso actualmente "en el seguimiento y rastreo de los pacientes con PCR positivos, para lo que hay 8.104 enfermeras de Atención Primaria que se están focalizando a este rastreo".

Por otro lado, ha detallado que, hasta el pasado 18 de mayo, se han realizado en Andalucía 516.279 pruebas diagnósticas, de las que 185.787 han sido PCR y 330.492 test diagnósticos rápidos.

De estas pruebas, se han realizado test a 101.114 trabajadores sanitarios y 72.498 a trabajadores sociosanitarios, incluyendo ayuda domicilio. En cuanto PCR a trabajadores sanitarios, de todas las categorías, se han realizado 41.379, que equivalen a casi al 40% de la plantilla del SAS.

Asimismo, ha destacado que "prácticamente se han realizado a todos los profesionales de Atención Primaria en Andalucía los test de IgG y IgM, con un 2,8% de resultados positivos, que es así "bastante similar" al resultado global, en lo que respecta a Andalucía, de la primera fase del estudio de seroprevalencia que se realiza a nivel nacional.

PASE A LA FASE II

Por otro lado, el consejero ha informado de que la Junta ha remitido "en tiempo y forma" al Ministerio de Sanidad su solicitud para que las ocho provincias andaluzas pasen desde el próximo lunes a la fase II de la desescalada, incluidas las de Málaga y Granada, porque "todas cumplen los ítems" establecidos por el Gobierno, pese a que las dos últimas llevan menos de una semana en la Fase I.

Ha explicado que este jueves mantendrá una videoconferencia con el Ministerio, que espera que "no se vuelva a equivocar" como, a su juicio, hizo cuando dejó a Granada y Málaga en fase cero una semana más que al resto de provincias andaluzas, y ha animado a los grupos parlamentarios a apoyar de forma unánime esta solicitud.

El consejero ha iniciado y concluido su comparecencia con un llamamiento a la "prudencia" a "todos y cada uno de los ciudadanos" para seguir venciendo esta pandemia "entre todos", advirtiendo de que quedan tiempos "duros" pese a que las cifras en Andalucía invitan al "optimismo".

PSOE-A URGE UN "PLAN DE DESESCALADA" PARA LA ATENCIÓN PRIMARIA

En el turno de los grupos, la diputada del PSOE-A María José Sánchez Rubio ha advertido de que, en el momento actual, "no podemos arriesgarnos a dar pasos atrás", y hay que aprovechar el periodo de desescalada para ir "adaptando el sistema público andaluz para garantizar la excelencia en la atención sanitaria", y en ese sentido ha urgido a la Junta a "adaptar" el modelo de la Atención Primaria mediante un "plan de desescalada" que "tiene que tener y llevar a la práctica", así como a "garantizar" la realización de PCR en dicho sector de la sanidad.

Por su parte, la parlamentaria del PP-A Beatriz Jurado ha defendido que el Gobierno andaluz ha actuado en esta crisis "de manera solvente, anticipándose y con gran sensibilidad", así como con el principal objetivo de preservar "la salud y la vida de los andaluces, y la protección de sanitarios y trabajadores esenciales", y al respecto ha valorado que la Junta ha contratado a "más de 6.500 sanitarios" en esta contingencia, así como ha adoptado "innumerables medidas para la salud de nuestros mayores".

En representación de Ciudadanos (Cs), el diputado Emiliano Pozuelo ha centrado su intervención a repasar lo ocurrido desde enero en relación a la evolución de la pandemia y las actuaciones del Gobierno de España al respecto, que ha criticado, porque ha sido de los países que "peor ha gestionado" esta crisis, y "con este tutelaje, las comunidades autónomas han tenido que hacer frente" a esta pandemia mundial, según ha lamentado, si bien ha valorado que Andalucía, con el "Gobierno del cambio", ha ido en esta crisis "un pasito por delante que ha salvado muchas vidas".

La portavoz parlamentaria de Adelante, Inmaculada Nieto, ha advertido de que los representantes sindicales de los sanitarios de Atención Primaria han considerado que tanto el plan de desescalada de la Junta como el de normalización asistencial generan "unas expectativas que, con los recursos y el personal disponible", son "imposibles de cubrir", y en ese sentido ha comentado que "se destina al seguimiento de la evolución de la pandemia prácticamente la mitad del personal" disponible, de forma que, "con algo menos de la mitad del personal, habrá que atender la lista de espera generada en estos dos meses, además del plan de verano".

Por último, el diputado de Vox Rafael Segovia ha comentado que, aunque el consejero demostró inicialmente "sensatez y liderazgo" ante la pandemia al constituir ya en enero el Grupo Asesor de Seguimiento del Coronavirus en Andalucía, posteriormente, en las semanas siguientes, "hizo un seguidismo de la política suicida del Gobierno español", y en las "primeras semanas" de la pandemia en España no se realizaban en Andalucía "pruebas de detección del virus" salvo excepciones, y "menos aún a los contactos" de los contagiados y "tampoco al personal sanitario", según ha criticado.

Contador