Publicado 05/10/2022 17:39

Autorizan la restauración de la Puerta de Córdoba y obras en las cubiertas del Sagrario de Sevilla por filtraciones

Exterior de la Capilla del Sagrario de la Catedral de Sevilla.
Exterior de la Capilla del Sagrario de la Catedral de Sevilla. - GOOGLE

SEVILLA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, ha informado este miércoles favorablemente el proyecto básico de intervención y conservación-restauración y de ejecución de la primera fase de obras en la Puerta de Córdoba de la Iglesia de San Hermenegildo, en la Muralla de la Macarena, y de la actuación de recalce en las cubiertas en la Iglesia del Sagrario, donde se ha constatado una filtración generalizada de aguas pluviales.

En relación con la Puerta de Córdoba, en una nota de la prensa, la Junta ha desgranado que, con las labores recogidas en el proyecto, se pretende la restauración integral de la iglesia y casa de la Hermandad del Santo Rey Mártir Hermenegildo, lo que supone culminar el proceso de recuperación de los restos de la muralla entre las puertas de La Macarena y la de Córdoba, de manera que se pongan en valor sus características arquitectónicas, "permitiéndose una lectura histórica como corresponde a la importancia y trascendencia del monumento como parte integrante de la cerca defensiva musulmana de Sevilla desde el siglo XII".

Debido a las múltiples patologías y estado de conservación del monumento, la actuación que plantea el proyecto aprobado se centra, fundamentalmente, en la consolidación del tapial y los revestimientos, limpieza y consolidación de fábricas de piedra y ladrillo e intervención sobre carpinterías, cerrajería, instalaciones y revestimientos. No se plantea en este proyecto la restauración de las pinturas murales, aunque sí el artesonado que cubre el espacio denominado la cárcel de San Hermenegildo.

El organismo autonómico ha aprobado igualmente el proyecto de conservación de dos pinturas de Juan de Espinal del Palacio Arzobispal de Sevilla. Se trata de de dos óleos sobre lienzo que representan a San Joaquín, Santa Ana y la Virgen uno, y Dolorosa el otro, y fechados en el tercer tercio del siglo XVIII, con los que se pretendía dar un nuevo impulso al proceso decorativo del palacio Arzobispal, vinculado a la época del Cardenal Delgado y Venegas (1776-1781). Este conjunto de obras se realizó para decorar la escalera principal, al igual que la decoración de la cúpula.

Debido al paso del tiempo, los lienzos y sus marcos presentan las lógicas mermas de su materiales, como la decoloración por oxidación el barniz que los recubre, así como un envejecimiento general, entre otras patologías. Así pues, el proyecto de intervención aprobado tiene como finalidad garantizar la puesta en valor del conjunto, centrándose en su control y buen estado de conservación para su "salvaguarda, perdurabilidad y estabilidad". Atendiendo a la normativa vigente sobre patrimonio, el decálogo del restaurador y las recomendaciones internacionales sobre los criterios y metodología a aplicar sobre los bienes culturales, se opta por una intervención de carácter "reversible", tanto en lo material como en lo formal, y de carácter "conservador".

Además, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente de dos intervenciones en la Catedral de Sevilla, concretamente la restauración de los relieves de la Capilla de San Isidoro y el recalce en las cubiertas en la Iglesia del Sagrario. La Capilla de San Isidoro se sitúa en el muro occidental del templo, entre las portadas del Nacimiento o de San Miguel y la portada central de La Asunción. La Capilla actualmente presenta una suciedad superficial generalizada y un aspecto "irregular", con capas de jabelgas ennegrecidas junta a otras zonas con dichas capas caídas, dejando zonas con la piedra desnuda, o las antiguas reintegraciones de yeso a la vista. También se detectan zonas quemadas o con restos de ceras.

En cuanto a las cubiertas de la Iglesia del Sagrario, se ha constatado mediante diferentes catas realizadas, que existe una filtración generalizada de aguas pluviales hacia el intradós de las bóvedas que provoca daños por humedades, además de "un considerable incremento" de calor y mucha humedad en las proximidades de las bóvedas, incrementándose en las claves, como resultado de una gran concentración de vapor de agua en las zonas altas debido a la falta de ventilación.

La propuesta de intervención aprobada prevé el desmontaje de la capa de solería actual de ladrillo y de la lámina impermeabilizante existente, y la formación de una sobrecubierta elevada, dotada de rejillas de ventilación lineales con lamas fijas de acero galvanizado y dotadas de mallas antipájaros, a diferentes alturas de forma que se favorezca la circulación y renovación del aire.

También, la Comisión ha tomado conocimiento de la Memoria explicativa de la inspección que, con cámara endoscópica, se ha realizado al soporte de las yeserías del despacho rectoral de la Iglesia Parroquial de la Magdalena, aceptando las conclusiones ofrecidas en dicha Memoria en tanto que se presenta el correspondiente proyecto de conservación.

Por último, en la provincia, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente del proyecto promovido por la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Sevilla para la realización de las obras necesarias para la limpieza y consolidación de los ladrillos y morteros que conforman los paramentos de algunas secciones de la galería inferior norte del Anfiteatro del Conjunto Arqueológico de itálica.

Tras el análisis de los factores de alteración que afectan a los materiales de estos paramentos, el proyecto incluye la realización de ensayos de laboratorio para determinar las diferencias químicas (materias primas y presencia de compuestos inorgánicos anómalos), mineralógicas (materias primas, temperatura de cocción, eflorescencias) y estructurales (porosidad y distribución de diámetro de poros) de cada tipo de ladrillo, y que han originado la disgregación y craquelado de muchas de las piezas.

De esta forma se va a establecer las diferentes tipologías cerámicas elaboradas como distintas materias primas y temperaturas de cocción, que dan lugar a estructuras con un comportamiento a las condiciones medioambientales con mayor o menor durabilidad. Asimismo, con los resultados obtenidos se podrá indicar cuáles son las propiedades que deben tener los materiales de reintegración (morteros, ladrillos) para que la compatibilidad con los originales y su durabilidad frente a la presencia de humedad y cristalización de sales sea "la mayor posible".