Publicado 18/01/2022 16:06

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible reduce su huella de carbono un 79%

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo
La consejera de Agricultura, Carmen Crespo - Joaquin Corchero - Europa Press

SEVILLA, 18 Ene. (EUROPA PRESS

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno del acusado descenso que ha experimentado la huella de carbono en sus distintas sedes y otras instalaciones en solo un año.

El informe apunta a que este parámetro ha bajado en 2020 en un 79% respecto a la evaluación de las emisiones de gases de efecto invernadero realizada a finales de 2019.

En concreto, el documento recoge la evaluación de 66 edificios entre los que se encuentran las emisiones de los servicios centrales de la Consejería, las delegaciones territoriales y sedes ubicadas en 24 parques naturales.

También se han evaluado 10 sistemas de explotación de presas, 1.390 vehículos, 36 aeronaves del Infoca, maquinaria pesada y pequeñas embarcaciones, así como la huella de carbono de 409 puntos de suministro eléctrico.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha sido el primer departamento del Gobierno andaluz en medir su impacto ambiental, lo que refleja su actitud proactiva y de liderazgo autonómico en la adopción de diferentes iniciativas dirigidas a luchar contra el cambio climático.

La Consejería persigue servir de ejemplo a otras administraciones públicas y a empresas en la concienciación de la contribución que todos pueden realizar para mitigar esta situación que afecta especialmente a Andalucía.

La medición de las emisiones de gases y la evaluación de las medidas implementadas han permitido diseñar un plan de reducción que constituye su propia hoja de ruta hacia la neutralidad climática.

Esta planificación trienal se enmarca en las actuaciones de mitigación y transición energética para el horizonte 2021-2030 que está poniendo en marcha el actual Gobierno andaluz y entronca con los objetivos del Plan Andaluz de Acción por el Clima aprobado el pasado año.

La primera auditoría realizada para determinar la huella de carbono de este departamento atendiendo a las emisiones del ejercicio 2019 reflejaba que los consumos eléctricos eran los responsables de generar la mayor cantidad de gases de efecto invernadero, ya que representaban cerca del 80% del total.

Como segunda fuente emisora se apuntaba a la flota de transporte, que concentraba alrededor del 12% de las emisiones del departamento.

Antes esta situación, desde finales de 2019 la Consejería viene ejecutando diversas medidas como, por ejemplo, una importante apuesta por el consumo de energía renovable.

Así, ha logrado eliminar la huella de carbono relativa al consumo eléctrico, ya que toda la electricidad empleada en este departamento tiene garantía de origen renovable.

Actualmente, la principal fuente de emisiones pasaría a ser la flota de medios de transporte aéreos y terrestres, que supone el 94% de las emisiones de toda la Consejería al incluir el consumo de combustibles fósiles de los vehículos (49,2%) - y de las aeronaves (44,8%).

Por esta razón, el Gobierno andaluz está realizando un importante esfuerzo para, entre otras medidas, renovar la flota e ir incorporando progresivamente vehículos eléctricos o híbridos, atendiendo siempre a las condiciones que deben cumplir los coches para que los profesionales que confirman la plantilla de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible puedan desempeñar sus funciones correctamente y de forma segura.

En concreto, el 26% de los vehículos incorporados en 2021 a la flota de esta Consejería son híbridos.