Actualizado 03/04/2024 12:29

Las familias andaluzas ahorraron 11,5 millones en 2022 por las deducciones escolares y por donación con fines ecológicos

Archivo - Clases de inglés.
Archivo - Clases de inglés. - JCCM - Archivo

SEVILLA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las familias andaluzas ahorraron 11,5 millones de euros en 2022 cuando la Junta de Andalucía aplicó "por primera vez" deducciones en el IRPF por gastos educativos (clases de inglés e informática) y por donativos con "finalidad ecológica". Las deducciones autonómicas en el IRPF supusieron un "beneficio en conjunto" para los andaluces de 57,4 millones de euros, lo que equivale a 35,8 millones de euros más (+165%) que en la campaña de la renta de 2021. Este mismo paquete de deducciones está operativo para la campaña de la renta de 2023, que arranca este miércoles hasta el 1 de julio.

Según los datos provisionales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) ofrecidos por la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos a Europa Press, las familias andaluzas se dedujeron gastos educativos por valor de 11,1 millones de euros y 294.000 euros por donativos destinados a la lucha contra el cambio climático y la defensa del medioambiente.

Igualmente, la Junta aplicó en 2022 "modificaciones y mejoras" para "ampliar su alcance". Así, por alquiler de vivienda, las deducciones sumaron 12,5 millones (+162,5%); por adquisición de vivienda, fueron 2,9 millones, un 197% más; por nacimiento o adopción de hijo, 1,2 millones (+596,2% más); 6,1 millones por familia numerosa (+69,1%); y por ayuda doméstica, 2,3 millones (+179,8%), entre otras.

En cuanto a las deducciones que se mantuvieron en 2022 como estaban hasta entonces, fueron 3.600 euros los deducidos por las familias andaluzas por adopción internacional, una bajada del 61,3%; por familias monoparentables y con ascendientes mayores, 904.583 euros, con una caída del 1,3%; y por defensa jurídica laboral, 852.030 euros, lo que supuso un 19% más.

Fuentes de la Consejería de Economía aseguran que estas deducciones han tenido un "impacto" que afecta de manera "mayoritaria" a los contribuyentes con rentas medidas y bajas y a colectivos "especialmente vulnerables" por la propia limitación de su alcance a las bases liquidables generales, entre los 25.000 y los 30.000 euros. En palabras de la Junta, este incremento del impacto de las deducciones "no ha supuesto una merma de la recaudación, lo que es otra prueba de que bajando los impuestos --en este caso, creando nuevas deducciones y ampliando la mayor parte de las existentes--, la recaudación no cae".

Los contribuyentes andaluces pueden aplicarse en el tramo autonómico de su declaración del IRPF deducciones por alquiler o adquisición de vivienda, por nacimiento de hijo o por discapacidad. También las hay por contratación de ayuda doméstica, por residir en un municipio con riesgo de despoblación, por formación en idiomas o nuevas tecnologías, por aportaciones a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático o por adquisición de participaciones empresariales, entre otras.

En este sentido, destacan la deducción de 200 euros por cada hijo nacido, adoptado o en acogimiento familiar y de 600 euros en caso de una adopción internacional, además de la deducción por nacimiento se duplica en el caso de residentes en municipios con problemas de despoblación (menos de 3.000 habitantes). Del mismo modo, también existe una deducción de 200 euros para las familias numerosas (y 400 si es de categoría especial), y de cien euros para las familias monoparentales (y otros cien euros por cada ascendiente mayor de 75 años que resida con el contribuyente).

Las deducciones por adquisición de vivienda (5% para menores de 35 años o de cualquier edad si se trata de una vivienda protegida) y por alquiler (15% para menores de 35 años, mayores de 65 años y víctimas de terrorismo o violencia doméstica) forman parte del denominado paquete fiscal de la vivienda, en el que se incluyen también las rebajas en los tipos del ITP-AJD.

Además de las anteriores, existen deducciones por estudios de idiomas o informática (15% por cada hijo, hasta 150 euros), por discapacidad (150 euros o cien euros si el cónyuge tiene una discapacidad del 65% o más, y cien euros más por cada hijo o ascendiente con discapacidad que viva con el contribuyente), por contratación de ayuda doméstica o para asistencia de discapacitados (20% de los gastos de la Seguridad Social de los profesionales contratados, hasta un máximo de 500 euros), por gastos de defensa jurídica en procedimientos de despido o reclamación de cantidades (hasta 200 euros) o por donaciones para la defensa y conservación del medio ambiente (10%, hasta un máximo de 150 euros).

La mayor parte de las deducciones dependen de circunstancias de carácter personal, por lo que es el contribuyente quien debe hacer constar las circunstancias que lo convierten en beneficiario de esas deducciones a la hora de formalizar su declaración del IRPF. El listado completo de las deducciones se puede consultar en el enlace 'https://juntadeandalucia.es/organismos/economiahaciendayfond... utos-juego/tributos/paginas/renta23.html'.

Contador