Publicado 20/05/2022 14:40

Junta celebra el Día del Ensayo Clínico destacando su papel en la búsqueda de alternativas terapéuticas a enfermedades

Archivo - Laboratorio
Archivo - Laboratorio - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Andalucía se suma este viernes a la celebración del Día Internacional del Ensayo Clínico con trabajos de investigación que permiten generar conocimiento para mejorar las expectativas de salud y la calidad de vida de la población, y constituyen una herramienta clave para buscar alternativas terapéuticas a las enfermedades. Actualmente, hay 3.071 estudios clínicos en marcha en distintos centros sanitarios públicos de Andalucía, según datos de la Fundación Progreso y Salud, que recuerda la importancia de impulsar y promocionar este tipo de investigaciones.

La Junta ha explicado a través de un comunicado que del total de los estudios clínicos que se encuentran activos a día de hoy, 2.058 corresponden a ensayos clínicos; 812 a estudios observacionales; y 201 a investigaciones clínicas con productos sanitarios. Estos trabajos se centran en diversas áreas terapéuticas, aunque destacan los campos de oncología, hematología, cardiología, neurología y enfermedades infecciosas, por citar algunas. Mención especial merecen los ámbitos específicos de COVID-19 y de terapias avanzadas, áreas en las que actualmente están en marcha 58 estudios clínicos y 16 ensayos clínicos, respectivamente.

La realización de estos estos estudios clínicos implica la participación de diversos grupos de investigación en distintos centros vinculados al Sistema Sanitario Público de Andalucía, particularmente en el caso de los ensayos clínicos, que son investigaciones de un marcado carácter colaborativo y multicéntrico, abarcando así a profesionales de todas las provincias de Andalucía.

En Andalucía se han constituido una serie de redes para el impulso y la promoción de ensayos clínicos. Las Redes de Ensayos Clínicos de Andalucía, RECA, fomentan el trabajo colaborativo y multicéntrico en materia de investigación clínica. Existen cuatro redes en áreas terapéuticas específicas: Ancraid, en enfermedades infecciosas; Metanetwork, en metabolismo; NeuroReca, en neurología; y RANTECAR, en terapias CAR.