Entra en vigor una Ley de Igualdad "avanzada y transversal" en las áreas que afectan a la mujer

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio
JUNTA - Archivo
Actualizado 16/10/2018 14:29:45 CET

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha destacado la entrada en vigor este martes de la nueva Ley de Igualdad, que ha calificado como una normativa "muy avanzada" y que se hace de manera "transversal" en todas las áreas que afectan a la vida de una mujer.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Sánchez Rubio ha expuesto que la norma ya se pone en marcha "en todas sus medidas", si bien ha recordado que "nos hemos ido anticipando incluso a esta entrada en vigor", pues "de hecho, en el pasado Consejo de Gobierno ya llevamos parte de los planes que contempla la propia ley".

Los planes de mujeres con discapacidad o las medidas para tratar de eliminar la brecha salarial son algunos de los aspectos ya abordados por el Ejecutivo andaluz, que asegura que trabajará en "todos los aspectos" de la ley, habida cuenta de que "quedan muchos obstáculos por resolver y la ley, una reforma de la de 2007, es muy avanzada".

Se vincula así la nueva normativa con ámbitos como el empleo, el sector rural o la Ley de Violencia de Género, resultando todo en que, según Sánchez Rubio, "Andalucía se sitúa en el liderazgo de las políticas de igualdad".

La nueva ley, que fue aprobada en el Parlamento el pasado 26 de septiembre con los votos de PSOE-A, PP-A y Ciudadanos (Cs) --Podemos e IULV-CA votaron en contra--, dota a la administración autonómica de mayor capacidad de actuación contra la discriminación, tanto el ámbito sancionador como en el de las políticas activas, además de reforzar el papel de la sociedad y de la coeducación.

RÉGIMEN SANCIONADOR

Así, entre las novedades de la nueva norma figura la incorporación de un régimen sancionador que permitirá a la Junta intervenir para evitar y prevenir situaciones de desigualdad. La ley detalla el listado de infracciones y sus correspondientes medidas disciplinarias, desde apercibimientos a multas de entre 6.000 y 120.000 euros en función de la gravedad, además de penas accesorias como la prohibición de acceder a ayudas públicas.

Asimismo, habilita al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) para investigar discriminaciones directas o indirectas por razón de género y para actuar a través de la negociación y de la remisión de informes a la Inspección de Trabajo.

Entre las infracciones graves y muy graves que incorpora la ley se incluyen la realización de actos, campañas o anuncios que promuevan la discriminación a la mujer o inciten a la prostitución o a la violencia machista; el uso en centros docentes públicos de material que presente a las personas como superiores o inferiores en función de su sexo; la realización de campañas publicitarias que utilicen el cuerpo femenino como reclamo o fomenten la violencia o la prostitución; cualquier comportamiento realizado en función del sexo que atente contra la dignidad de una persona; o la transmisión de mensajes estereotipados de subordinación o de desigualdad en los medios de comunicación públicos.

Otra de las líneas prioritarias de la nueva ley es la coeducación, cuyos contenidos deberán integrarse obligatoriamente en el diseño y el desarrollo curricular de todas las etapas educativas.