Actualizado 23/12/2021 09:53 CET

La nueva andaluza Ley del Suelo entra en vigor y los reglamentos se aprobarán antes de seis meses

Archivo - La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo
Archivo - La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo - María José López - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista), conocida como la Ley del Suelo, ha entrado en vigor este jueves y los reglamentos de desarrollo se aprobarán antes de seis meses.

Así lo ha manifestado este jueves, en declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, quien ha indicado que esta ley llega en el mejor momento, en el que Andalucía necesita contar con una nueva norma del suelo actualizada y que viene simplificar el urbanismo y que da seguridad jurídica a los ayuntamientos e inversores.

Ha manifestado que se continúa con el desarrollo de los reglamentos de desarrollo, que se aprobarán cuanto antes, "como máximo en seis meses".

Para la consejera, lo importante es que a partir de hoy, la ley ya puede empezar a aplicarse y desarrollarse y cuenta con "garantías suficientes en su régimen transitorio", mientras que siguen vigentes los actuales reglamentos hasta la aprobación de los nuevos. "Entra en vigor con todas las garantías", según ha sentenciado Carazo, quien ha apuntado que los ayuntamientos ya pueden empezar a actualizar o preparar sus planeamientos urbanísticos.

Según el Gobierno andaluz, la nueva ley plantea un nuevo modelo urbanístico que ayuda al desarrollo económico y a la creación de empleo en el conjunto de Andalucía, al tiempo que ofrece seguridad jurídica, evitando los problemas ocasionados por la anulación de los planes urbanísticos por los tribunales, además de eliminar la maraña normativa existente. Asimismo, agilizará la tramitación de los planes, reduciendo los plazos y la burocracia, al ampliar el uso de la declaración responsable y dar un nuevo tratamiento al silencio administrativo, de manera que el retraso o la inactividad de la Administración no paralice su tramitación.

Asimismo, abre posibilidades a los municipios pequeños y a la Andalucía rural. Una de sus novedades más importantes es la regulación del suelo rústico, que permitirá la construcción de viviendas unifamiliares aisladas en suelo rural siempre respetando el medio ambiente y favoreciendo la lucha contra la despoblación.

La Lista abre la posibilidad de que los ayuntamientos redacten planes especiales con los que corregir el impacto ambiental que generan las agrupaciones de edificaciones irregulares y dotarlos de las infraestructuras básicas de saneamiento, agua y electricidad, garantizando con ello las condiciones mínimas de seguridad y salubridad.

Contador