Publicado 27/07/2020 12:26:18 +02:00CET

Trabajadoras sociales del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla atienden a más de 200 familias durante la pandemia

Trabajadoras sociales del Hospital Virgen del Rocío
Trabajadoras sociales del Hospital Virgen del Rocío - JUNTA

SEVILLA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La unidad de trabajo social del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla se ha centrado durante la pandemia del coronavirus (Covid-19) fundamentalmente en la atención familiar de las personas ingresadas, de forma que han atendido a un total de 216 durante estos meses.

Según concreta la Dirección-Gerencia del centro hospitalario, los trabajadores sociales cada día han mantenido un primer contacto telefónico con los familiares de los nuevos pacientes con el objetivo de realizar una valoración social y después estaban en contacto permanente para poder realizar un seguimiento y brindar el apoyo necesario.

Ante la situación causada por el coronavirus, los profesionales del área de adultos han adaptado su actividad a la nueva situación sanitaria que se presentaba, de forma que la jefatura ha participado, como miembro del grupo de Trabajo Social Sanitario de la Consejería de Salud y Familias, en la elaboración del procedimiento de 'Gestión Social del Covid-19 en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA)'.

El objetivo era la detección precoz de aquellas personas con coronavirus que, por su entorno sociofamiliar, no podrían realizar un aislamiento preventivo domiciliario. Así pues, todos los días han listado los pacientes de nuevo ingreso para hacer una primera llamada a sus familiares.

Estas conversaciones han permitido detectar alteraciones en la dinámica familiar debidas al confinamiento y al ingreso hospitalario, así como posibles dificultades para el aislamiento preventivo, que pudieran comprometer el alta hospitalaria.

Tras el primer contacto, los profesionales de la unidad han continuado en contacto con las familias para realizar un seguimiento, proporcionar apoyo emocional y resolver cualquier problema de índole social.

Toda la actividad realizada con cada paciente quedaba reflejada en la Historia Social Sanitaria, de la que se volcaban datos a la Hoja de Intervención Social de la estación clínica.

Las trabajadoras sociales han insistido especialmente en los malestares causado por el aislamiento social, la incertidumbre ante la situación laboral sobrevenida, la escucha de los sueños rotos, la vivencia del futuro y la contención emocional para apoyar el confinamiento de la familia y la pérdida de seres queridos.

También han gestionado los apoyos materiales necesarios y los alojamientos alternativos para realizar el asilamiento preventivo tras el alta hospitalaria, así como la revisión diaria de la normativa publicada para su adaptación y aplicación.

La Junta de Andalucía destaca que esta labor "ha sido reconocida por las familias", quienes han trasladado su agradecimiento a los equipos por su preocupación e interés sobre las situaciones cotidianas y por escuchar y orientar sus incertidumbres.

"Los usuarios han considerado esta actividad como un valor añadido a la información clínica que cada día obtenían por parte de los facultativos. De hecho, los profesionales de la unidad no han dejado de recibir muestras de apoyo, solidaridad y ánimo para continuar con su trabajo", reseña la dirección del centro.

Toda esta labor ha sido posible gracias a la coordinación con los equipos de Trabajo social de atención primaria para el seguimiento de las familias tras el alta y de Fremap para coordinar el ingreso de pacientes del área del Virgen del Rocío.

También se ha coordinado la unidad con el equipo de Cruz Roja para la gestión de apoyos materiales, con la Comisión de Consejería de Salud y Familias para la búsqueda de alojamientos alternativos y con el personal técnico del Plan de Emergencia Municipal del Ayuntamiento de Sevilla para la atención a personas sin hogar.

Contador