Publicado 18/11/2020 18:21CET

Agricultores destruyen toneladas de producto para exigir medidas ante el "hundimiento" de precios

Volquetes tiran producto en la protesta agrícola en El Ejido (Almería)
Volquetes tiran producto en la protesta agrícola en El Ejido (Almería) - ASAJA

EL EJIDO (ALMERÍA), 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agricultores de Almería ha destruido este miércoles en El Ejido varias toneladas de calabacín, pepino y berenjena para protestar por los precios "ruinosos" de frutas y hortalizas, y reclamar medidas encaminadas a garantizar mecanismos de retirada de producto "rentables" y frenar la entrada de contingentes de terceros países a la UE "en clara competencia desleal".

La acción, segunda tras la realizada el martes en El Toyo, en Almería, llega después de que, con la intención de incrementar los precios en origen mediante la disminución de la oferta, Coexphal haya solicitado a las autoridades que habiliten entre dos y tres puntos de acopio para la retirada de producto al tiempo que han pedido a los asociados que "se responsabilicen y sean capaces de retirar entre el cinco y diez por ciento del producto comercial".

En declaraciones a los periodistas, la responsable de UPA-Almería, Francisca Iglesias, ha lamentado "dos años perdidos" en solucionar el problema de la "sobreproducción" y articular una "retirada efectiva" que se haga de forma "independiente a los fondos operativos y permita sortear los precios ridículos que se dan ahora".

Iglesias ha hablado de "hundimiento de precios en origen" y ha reclamado a la Junta que implante para el sector "una declaración de cultivo obligatoria que permita conocer con cuántas hectáreas contamos y dé transparencia".

Por su parte, el presidente de Coexphal, Juan Antonio González, ha reclamado a las administraciones que se impliquen y "tomen conciencia" de que se está "inundando el mercado con productos de terceros países y, mientras hay gente pasando falta, se tira el producto porque no es rentable cogerlo".

El presidente provincial de Asaja, Antonio Navarro, ha abogado por la actuación "ordenada, coordinada y organizada" del sector y ha advertido de que el agro almeriense "no puede estar sometido a las exigencias europeas" cuando "a las producciones de terceros países no se les exige nada".

En esta línea, el responsable de COAG, Andrés Góngora ha acusado de "negligencia" al Gobierno "ante una situación que se ve venir cada años" y le ha pedido que actúe ante Bruselas "porque no se están cumplimiendo los acuerdos con Marruecos ni en volumen de toneladas ni en precios".

"Nosotros queremos vivir de la producción, es un sector que no recibe ayudas directas de la PAC, pero pedimos que se nos proteja", ha dicho Góngora, quien ha llamado a la "unión" frente a un mercado "desregulado" en el que "la gran distribución hace su agosto con la sobreproducción, la competencia desleal y teniendo mucho donde ir a pescar, lo que nos deja liquidando a cero".

Góngora ha señalado también a la Junta y ha cuestionado la "falta de información" sobre los expedientes anunciado hace un año "a las empresas traidoras que manipulan aquí cerquita y reetiquetan producto marroquí".

Por último, el presidente de Ecohal, Alfonso Zamora, ha hablado de "grito de socorro" de los productores pero también de la comercialización porque no "todo lo que entra en las empresas se consigue vender".

"En una situación de sobreproducción, los calibres menos comerciales van siempre destrucción. Y lo que se vende, muchos kilos, se está haciendo a pérdidas por lo que es una crisis de rentabilidad", ha afirmado para avanzar que a corto plazo podría aumentarse del 10 por ciento actual el volumen a retirar del mercado.

Contador

Para leer más