Publicado 28/06/2024 15:05

El ICAM se manifiesta en favor de la diversidad y la inclusión en el sector legal y saca togas arcoíris a la calle

La diputada y tesorera de la Junta de Gobierno del ICAM, Lola Fernández,lee un manifiesto en favor de la diversidad y la inclusión en el sector legal
La diputada y tesorera de la Junta de Gobierno del ICAM, Lola Fernández,lee un manifiesto en favor de la diversidad y la inclusión en el sector legal - ICAM

"La abogacía debe ser un faro de justicia y equidad, donde cada persona alcance su máximo potencial sin temor a la discriminación", indican

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los colores de la bandera LGTBI ondean este viernes en la sede del Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM), que se ha unido a la celebración del Día del Orgullo con la lectura de un manifiesto en el que hace un llamamiento a toda la comunidad legal para crear un entorno verdaderamente inclusivo y diverso.

Inspirado en los principios y prácticas detallados en la 'Guía de Buenas Prácticas en Materia LGTBI para la Abogacía Madrileña' --un documento pionero que supone un hito en la sensibilización de los despachos profesionales de la abogacía en su ejercicio profesional--, el manifiesto del ICAM destaca la importancia de reafirmar el compromiso con la igualdad y la dignidad de todas las personas, independientemente de su orientación sexual, identidad o expresión de género.

Para visualizar este compromiso, el colegio madrileño ha sacado a la calle sus togas con los colores de la bandera LGTBI, un gesto con el que urge a cada profesional de la Abogacía a unirse "al esfuerzo colectivo para construir un entorno donde la diversidad no solo se respete, sino que se celebre".

"Con la lectura de este manifiesto esta Junta de Gobierno y el Colegio reafirmamos nuestro compromiso con la diversidad e inclusión. Nos encontramos en un momento crucial en la historia de la abogacía y de nuestra sociedad. No podemos permitir que la discriminación siga siendo una barrera para el desarrollo profesional y personal de las personas LGTBI+. Es nuestra responsabilidad, como miembros de la abogacía y por la defensa de los derechos humanos, liderar el cambio hacia un entorno laboral justo y equitativo", señala el manifiesto, leído esta mañana en la sede colegial por la diputada y tesorera de la Junta de Gobierno del ICAM, Lola Fernández, y que contiene seis principios de actuación.

PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN PARA UNA ABOGACÍA INCLUSIVA

El manifiesto del ICAM señala los principios de Actuación para una Abogacía Inclusiva, entre los que destaca respetar y hacer respetar los Derechos Humanos en el lugar de trabajo. "Cada firma legal debe ser un bastión de dignidad y respeto. Es imperativo que garanticemos que ninguna persona LGTBI+ sufra discriminación en la contratación, condiciones laborales o promoción. Debemos crear espacios donde cada individuo pueda trabajar sin temor al estigma", señalan.

También eliminar la discriminación y utilizar un lenguaje inclusivo. "El lenguaje es una herramienta poderosa. Debemos asegurarnos de que nuestras palabras reflejen respeto e inclusión. Cada comunicación, interna o externa, debe ser un ejemplo de nuestro compromiso con la igualdad", ha indicado.

También aplicar estos principios con unas relaciones profesionales y sociales respetuosas. "Nuestra influencia y posición nos obligan a actuar contra la discriminación, tanto dentro de nuestros despachos, como en relaciones entre profesionales, clientes y con el resto de la sociedad. Es nuestra misión contribuir activamente a la eliminación de abusos contra los derechos humanos", apuntan.

El ICAM también apunta a cauces para denunciar discriminación y violencia a través de mecanismos seguros y confidenciales para que cualquier acto de discriminación o violencia contra personas LGTBI+ sea denunciado y abordado con seriedad. "No podemos ser personas meramente espectadoras ante la injusticia", añaden.

Igualmente, abogan por respetar la intimidad y vida personal de las personas. "El respeto a la intimidad y vida personal de cada profesional es fundamental. Debemos asegurar la confidencialidad y proteger la información sensible relacionada con la orientación sexual e identidad de género", ha indicado.

Asimismo, apuestan por fijar y premiar las historias de éxito y buenas prácticas. "Muchos despachos grandes e internacionales ya han implementado programas de alianza, guías de lenguaje inclusivo y eventos de visibilización o programas de mentoría inversa. En despachos más pequeños, donde cada voz tiene un impacto significativo, ya hay firmas trabajando activamente para promover la inclusión, desde la inserción laboral del colectivo trans hasta la formación continua sobre diversidad", ha apuntado.

Desde el ICAM consideran que la Abogacía debe un faro de justicia y equidad, donde cada persona pueda alcanzar "su máximo potencial sin temor a la discriminación". Por ello, su manifiesto concluye con una llamada a la acción: "Es hora de actuar. Es hora de demostrar que la abogacía madrileña lidera con el ejemplo. Construyamos conjuntamente un futuro donde la igualdad y el respeto sean la norma, no la excepción".

Contador