Publicado 15/12/2021 12:18CET

La mediación intrajudicial familiar de Valladolid, pionera de CyL, cumple diez años con 180 acuerdos impulsados

Archivo - Sede del ICAVA, escenario del presente curso de formación sobre delitos de odio.
Archivo - Sede del ICAVA, escenario del presente curso de formación sobre delitos de odio. - EUROPA PRESS. - Archivo

VALLADOLID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La mediación intrajudicial familiar cumple diez años en Valladolid, una apuesta del Colegio de Abogados vallisoletano, la Junta Castilla y León y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la ayuda en la resolución de conflictos como alternativa a la vía judicial con la que los letrados mediadores del ICAVA han atendido a 1.636 personas en esta década y han intervenido en 600 conflictos.

De ellos, un total de 180 se resolvió por acuerdo sin necesidad de acudir a juicio, lo que representa algo más del 28% de las mediaciones que se han llevado a cabo.

Un grupo de abogados de Valladolid impulsó este acuerdo en 2011, convirtiéndose en el primer Colegio de Castilla y León con un servicio de mediación y el segundo de España, sólo después del de Valencia.

Lo que empezó en la primavera de 2011 con una propuesta de los alumnos del primer Máster de Mediación del Colegio de Valladolid al entonces presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle, hoy cuenta con 46 abogados adscritos a este exitoso servicio del ICAVA en el que tres de cada diez casos terminan en acuerdo.

"Hubo que montarlo desde cero, porque no había nada, y tampoco teníamos más referencia que aquello que se había hecho en Valencia. Así que durante aquel año nos reunimos todas las semanas un pequeño grupo de los abogados que nos acabábamos de formar en mediación; primero en el despacho de un compañero, luego aprovechábamos las horas de la comida* hasta que fuimos elaborando todo el protocolo", relata la responsable del Centro de Mediación del Ilustre Colegio de Abogados de Valladolid (Cemicava), Eva Carrasco, a través de un comunicado recogido por Europa Press.

El Colegio de Abogados quiere celebrar los diez años de esfuerzo de sus letrados con un acto institucional que tendrá lugar este jueves y en el que se rendirá homenaje a Trebolle por su impulso a la iniciativa.

Fue precisamente el expresidente de la Audiencia Provincial quien, a nivel institucional, brindó su apoyo a este grupo de mediadores y logró ir abriendo las puertas para poner en marcha el sistema; entre ellas, la solicitud a la Junta de Castilla y León para que ofreciera cobertura económica.

Gracias a esa ayuda el servicio comenzó a funcionar, en un primer momento integrado únicamente por aquellos letrados mediadores que lo habían puesto en marcha y después con la aportación del resto de abogados que se iban incorporando al proyecto.

ASUNTOS DE LA FAMILIA

La mediación se lleva a cabo, en la inmensa mayoría de los casos, en procedimientos relacionados con el derecho de familia: divorcios, separaciones, guardas y custodias, modificaciones de medidas y liquidaciones de sociedad de gananciales.

El juez y el letrado de la Administración de Justicia son los encargados de decidir qué asuntos derivan a mediación en función de unos criterios estipulados, como el hecho de que en un divorcio haya hijos menores de edad o repartos de patrimonio, por ejemplo.

"Un juez, siempre que crea que el conflicto se puede solucionar llegando a mutuo acuerdo a través de la mediación, nos deriva el asunto", explica Carrasco.

Así, cuando lo consideran oportuno, los juzgados ofrecen esta posibilidad a los litigantes y los citan para una sesión informativa a la que las partes acuden de forma voluntaria y acompañados de sus respectivos letrados.

Durante todo el proceso de la mediación cuentan con el asesoramiento constante de sus abogados, quienes, en caso de llegar a un entendimiento, lo reconducen jurídicamente y lo guían por los cauces procesales del mutuo acuerdo.

Habitualmente, algo más de una cuarta parte de los asuntos recibidos se resuelven de mutuo acuerdo gracias a la mediación, evitando juicios y acortando los tiempos de este tipo de procesos en los que en el 50% de los casos hay menores implicados.

"Salvo en situaciones de violencia de género, el resto de ámbitos, en menor o mayor medida, podrían ser resueltos de mutuo acuerdo", defiende la responsable del Cemicava.

Los mediadores del ICAVA trabajan con los tres juzgados de familia de Valladolid, con la Audiencia Provincial de Valladolid y con el Juzgado de Primera Instancia de Medina de Rioseco.

Las sesiones informativas de mediación se llevan a cabo todas las mañanas de lunes a jueves en el espacio habilitado para ello en el edificio de la Audiencia, y los primeros viernes de cada mes en Medina de Rioseco.

Las circunstancias sobrevenidas en el último año y medio a raíz de la pandemia han favorecido, según Carrasco, que el servicio "se modernice" y realice mediaciones también de forma telemática.

El programa cuenta con financiación de la Junta de Castilla y León, por lo que tanto las sesiones informativas como las sesiones de mediación son gratuitas para las partes.

El único requisito para acceder a ella es que se trate de asuntos judicializados, es decir, que ya exista un procedimiento de familia en trámite ante cualquiera de los juzgados especializados en esta materia.

Ampliación en otros ámbitos En estos diez años, el Colegio de Abogados de Valladolid, a través del Cemicava, ha impulsado la mediación ampliando su intervención en diferentes ámbitos, que además del familiar comprenden el civil, el mercantil y el vecinal.

Cuenta también con un Servicio de Orientación a la Mediación a disposición de los ciudadanos que se presta en la sede del colegio todos los jueves en horario de mañana.

Para leer más