Actualizado 01/04/2012 18:51 CET

Los accidentes en las carreteras vascas en estas vacaciones se han reducido un 37% en los últimos seis años

Carretera, circulación, coches
EUROPA PRESS

BILBAO, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El número de accidentes registrados en las carreteras vascas durante el periodo de Semana Santa se ha reducido en un 37 por ciento en los últimos seis años. Este año la operación salida dará comienzo a las 13.00 horas del miércoles 4, con una afluencia estimada hasta el lunes 9 de cerca de medio millón de vehículos, según los datos aportados por la Dirección de Tráfico.

Los siniestros han pasado de los 306 en la Semana Santa de 2006 a 318 en 2007, 270 en 2008, 212 en 2009, 205 en 2010 y 192 del pasado 2011. Los accidentes con víctimas se han rebajado un 39,5 por ciento en ese periodo, de los 81 en 2006 a los 49 del año pasado, mientras que los siniestros sin víctimas han caído un 36 por ciento, de 225 a 143.

En cuanto a las víctimas registradas, la mayor variación se ha producido en los heridos leves, con una reducción de un 46 por ciento --de 114 en 2006 a 61 en 2011--, mientras que los heridos graves eran seis en 2006 y cinco en 2011. A lo largo de este periodo, se han registrado dos fallecimientos en la Semana Santa de 2006, tres en la de 2008 y uno en la del resto de los años.

Tráfico pondrá en marcha este año la fase de salida el miércoles 4, de 13.00 a 24.00 horas, y el jueves 5, entre las 8.00 y las 15.00 horas. La fase de retorno se llevará a cabo desde las 15.00 hasta las 24.00 horas del lunes 9 de forma general, aunque en Gipuzkoa se prolongará hasta el martes 10, debido a que el tránsito fronterizo de camiones reanuda su actividad ese día y se espera intensidad de vehículos pesados.

Se calcula que las carreteras de Euskadi acogerán 491.000 desplazamientos de largo recorrido durante toda la Semana Santa, en la que se prevé que los puntos "más problemáticos" se sitúen en la N-1, en el nudo de Armiñón, y la A-8, en la frontera de Irún y el límite con Cantabria.

Las unidades de Tráfico de la Ertzaintza movilizarán unos doscientos agentes para garantizar "la seguridad y la fluidez de la circulación" y el Centro de Gestión de Tráfico de Euskadi reforzará el número de operadores y telefonistas del 011.