Euskadi podrá alcanzar los 40ºC a partir del próximo martes

Actualizado 26/06/2015 18:08:33 CET
Alerta naranja por altas temperaturas para la próxima semana
EUROPA PRESS

   BILBAO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno vasco ha activado la alerta naranja para los próximos martes y miércoles ante la previsión de que se produzcan temperaturas muy altas, que rondarán los 40 grados.

   Para la jornada del lunes, ya se esperan temperatura altas en la denominada zona de transición y en el eje del Ebro, con máximas de unos 35 y 36 grados, respectivamente. Por ello, durante esa jornada permanecerá activo el aviso amarillo.

   El martes la alerta se elevará a naranja ante la previsión de temperaturas altas y persistentes. En la zona costera, se prevé que las temperaturas mínimas se sitúen en unos 19 grados y las máximas en los 37 grados. En el área de Cantábrico interior y la zona de transición, las temperaturas oscilarán entre los 17 de mínima y los 40 grados de máxima. En el eje del Ebro, las mínimas rondarán los 18 y las máximas los 40.

   La previsión de alerta naranja se extiende también al miércoles, jornada en la que las mínimas no bajarán de los 20 grados en la costa y las máximas se situraán en los 38 grados. En la zona cantábrica interior y en el Eje del Ebro, se esperan mínimas de 18 y máximas de 40. En la zona de transición, las temperaturas oscilarán entre los 17 de mínima y los 39 de máxima.

   Ante esta previsión, la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología ha aconsejado a los ciudadanos que sigan las "recomendaciones para autoprotección" en este tipo de situaciones.

   Entre otros consejos, se recomienda beber abundantes líquidos, especialmente, agua para evitar el riesgo de deshidratación, sin esperar a tener sed para beber. Además, se deben evitar las bebidas que contienen alcohol, cafeína o demasiado azúcar. Es aconsejable hacer comidas ligeras como ensaladas, gazpacho, verduras o fruta.

   También se recomienda cerrar las ventanas y bajar las persianas sobre las que dé el sol, aprovechando las horas de menos calor para ventilar y refrescar la casa, y usar ropa holgada, ligera y de colores claros, así calzado cómodo y fresco.

   No se debería salir a la calle durante las horas de más calor y, en caso de tener que hacerlo, llevar la cabeza cubierta y gafas de sol "buscando siempre la sombra". Si se hace ejercicio, es mejor practicarlo en las horas de menos calor.

   Además, nunca debe dejarse a una persona o animal en un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra. Dentro de casa, con 35 grados o más, los ventiladores no evitan las posibles consecuencias para la salud derivadas del calor, por lo que es conveniente recurrir a otros métodos para refrescarse como duchas o baños fríos, o ir a un lugar cercano que tenga aire acondicionado.

   Es preciso cuidar especialmente de que personas mayores, y niños y niñas pequeños sigan también estas recomendaciones, así como prestar también especial atención a las personas que viven en su domicilio solas.

   En situaciones de emergencia, se debe llamar al 112. En caso de que alguna persona sufra de una insolación, se debe mantener en sitio fresco, cubrirse la cabeza y las axilas con compresas mojadas y frías, y beber agua con sal y bicarbonato. Si está inconsciente y vomita, se debe ladera la cabeza y mantener libres las vías aéreas.

Para leer más