Una de las agredidas en un colegio de Barakaldo pide "protección" y denuncia que "no hay seguridad para nuestros hijos"

435922.1.644.368.20190508110031
Vídeo de la noticia
Publicado 08/05/2019 11:00:31CET

BILBAO, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Una de las dos personas heridas este pasado martes en un colegio de Barakaldo (Bizkaia) ha pedido "protección" para su familia ya que, según ha denunciado, se encuentra amenazada de muerte y tanto ella como su marido fueron ayer agredidos por "no dejar que le diesen otra paliza" a su hijo en el centro escolar. "Nos están dejando solos, nadie nos ayuda", ha denunciado, advirtiendo de que "en el colegio no hay seguridad para nuestros hijos".

En declaraciones a Europa Press, la mujer ha explicado que sus hijos viven "atemorizados" porque "hace meses" que están sufriendo "constantes" agresiones por parte de varios niños en el colegio y, aunque ha conseguido "abrir un procedimiento de acoso escolar para que mi hijo esté algo protegido, no sirve para nada".

En este sentido, ha lamentado que ha intentado "hablar con Educación" y se ha reunido con la concejal de Cultura y con responsables del centro, pero "nadie nos está ayudando". "Nos están dejando solos", ha denunciado.

Según ha relatado, el pasado lunes, "por no dejar que entre varios niños agrediesen a mi hijo y le propinasen otra paliza", fue golpeada "un montón de veces con unas llaves" por otra madre, que le "rajó la cara, delante de mis hijos", y fueron amenazados de muerte ella, su marido y sus hijos.

La mujer ha denunciado que, pese a que han pedido "protección" a la Ertzaintza, les respondieron que "sólo eran amenazas, que no iba a pasar nada, que son cosas que se dicen por decir, como si la loca fuera yo". Sin embargo, ha explicado que, al día siguiente, cuando llevó a sus hijos al colegio, les estaban "esperando armados con navajas" y tuvieron que "encerrarse" en el cuarto de la conserje, con una profesora.

"Mientras sujetábamos la puerta intentaban reventarla, reventaron los cristales, nos los estaban clavando, nos vaciaron unos extintores, y a mi marido le apuñalaron dos veces", ha denunciado. Asimismo, ha criticado que "nadie nos ayudó en el centro, todo el mundo el mundo se escondía en las clases y nos dejaron solos", y la Ertzaintza "tardó más de 15 minutos en llegar", por lo que pensaron que "no lo íbamos a contar".

"ATEMORIZADOS"

Ante esta situación, ha asegurado que sus hijos están "atemorizados" y la familia no puede "salir a la calle" porque está amenazada de muerte y "nadie ayuda". Según ha indicado, sigue esperando a que "hoy un juez nos cite para declarar" y no ha conseguido "ni siquiera una orden de alejamiento".

"Se han hecho dueños de Barakaldo. No hay seguridad en el colegio para ninguno de nuestros hijos. Esta gente estaba con navajas en un colegio público al lado de niños de 2, 3 y 4 años", ha alertado.

Asimismo, ha advertido de que lo sucedido "le podía haber pasado a cualquier otro simplemente por no dejar que le peguen otra paliza a su hijo". "Como madres no podemos consentir esto, que nuestros hijos vayan al colegio con miedo, que les peguen una y otra vez y nadie haga nada para solucionarlo", ha afirmado.

Según ha explicado, su hijo se encuentra en tratamiento psicológico y no quiere ir al colegio ni salir a la calle. "Necesitamos ayuda ya", ha reclamado, porque "ayer intentaron matarnos". De este modo, ha pedido "ayuda, protección" y que sus hijos puedan ir al colegio "sin miedo a que les maten", porque la familia está amenazada de muerte y nadie les "hace caso".

Según los datos aportados por la Ertzaintza, dos hermanos, de 24 y 26 años de edad, fueron detenidos en la tarde de este pasado martes, acusados de agresión con arma blanca, por su implicación en los hechos, en los que tres personas resultaron resultado heridas con varios cortes.

Contador

Para leer más