31 de mayo de 2020
 
Publicado 20/05/2020 11:06:06 +02:00CET

Arriola (PSE) afirma que la relación entre los Gobiernos vasco y central se ha "engrasado" con la cogobernanza

El consejo de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, en Onda Vasca
El consejo de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, en Onda Vasca - ONDA VASCA

Cree que los vascos serían "receptivos" a acortar la campaña del 12J, pero se necesitaría de un consenso entre partidos que no parece haber

BILBAO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, el socialista Iñaki Arriola, ha admitido que se han vivido algunos momentos "tensos" entre las Administraciones vasca y central por el estado de alarma y el mando único para gestionar la crisis del coronavirus, pero ha precisado que la relación entre ambos Ejecutivos se ha "engrasado" con los últimos decretos por los que se adoptan las medidas "con una mayor codecisión", desde la cogobernanza.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Arriola ha apuntado que la evolución en la desescalada --la Comunidad Autónoma Vasca pasará, probablemente, el 25 de mayo a la fase 2-- depende de criterios objetivos, y los datos en Euskadi son "positivos". Además, ha afirmado que Osakidetza tiene previsiones "claras" de poder hacer frente si se produjera un rebrote, "con garantías de atender adecuadamente" a la ciudadanía.

"Eso se esta garantizando y creo que estaremos en condiciones de poder avanzar en esa desescalada y dar pasos para ir hacia la nueva normalidad", ha manifestado.

Iñaki Arriola ha admitido que ha habido situaciones "tensas" entre los Gobiernos central y vasco "derivadas de la gestión de la crisis sanitaria y, probablemente, la toma de decisiones".

"Hay que tener en cuenta que, como consecuencia de los anteriores decretos de alarma, el Gobierno de España había centralizado una serie de decisiones para hacer frente a la crisis sanitaria, y siempre se ha querido y se ha dicho que se contaba con el conjunto de los Gobiernos autonómicos y, a veces, igual no se ha sentido así por parte de las autonomías y, concretamente, por parte del Gobierno Vasco", ha manifestado.

A su juicio, los últimos decretos han ido ya avanzando, "de forma clara, en la cogobernanza y eso ha permitido engrasar la relación entre el Gobierno de España y el Gobierno Vasco, porque las medidas se adoptan con una mayor codecisión y eso supone también que cada uno de los gobiernos asume también sus riesgos en la toma de decisiones, pero, sin duda, también supone un reconocimiento de la responsabilidad en esta situación de las autoridades autonómicas".

PSE-PNV

El consejero ha remarcado que esto "está ayudando a que haya una mejor relación entre Gobiernos". Además, ha asegurado que la relación, en general, que han mantenido el PSE-EE y el PNV, socios del Gobierno Vasco, ha sido "buena".

"De hecho, los desencuentros que se hayan podido producir o se han producido en los últimos tiempos en algún caso puntual, no han sido desencuentros relacionados con el programa de Gobierno, sino que era por cuestiones ajenas", ha añadido.

Iñaki Arriola ha dicho que los socialistas siempre han pedido "lealtad" durante la gestión de la crisis sanitaria porque había que buscar "unidad de acción para superar la crisis sanitaria y, en la medida en que hubiera discrepancias, que tampoco se evidenciaran públicamente porque no se hacía ningún favor a una coyuntura muy difícil por la que atraviesa el conjunto de la sociedad, no solo la vasca, sino también la europea y casi a nivel mundial".

"Desde nuestro punto de vista, era bueno que la ciudadanía percibiera que las autoridades públicas estaban, de alguna forma, unidas, buscando la complicidad por encima, algunas veces, de las diferencias de criterio para superar la situación que todos estábamos padeciendo", ha explicado.

Arriola ha considerado que, "puntualmente", ha podido haber algún desencuentro, pero "se ha superado adecuadamente y, afortunadamente, se ha podido ir avanzando en la superación de la crisis sanitaria".

ESTADO DE ALARMA

A su juicio, es necesario que se mantenga el estado de alarma, por el momento, para garantizar que "todo lo que se ha avanzado hasta ahora no se pierda por el camino".

"Creo que se ha hecho un ejercicio muy importante de responsabilidad y también asumiendo sacrificios por parte de la ciudadanía, pero el virus sigue ahí, no ha desaparecido, hay que seguir siendo prudentes, hay que seguir asumiendo limitaciones, como la libre circulación de las personas, y eso solo puede hacerse por la vía de un estado de alarma, que limite estas libertades en base al bien común, y seguir avanzando en ese proceso de superación de la crisis sanitaria", ha indicado.

Asimismo, ha recordado que se ha avanzado últimamente en la cogobernanza y este nuevo decreto también reduce la intervención del Gobierno central, "manteniendo solo al Ministerio de Sanidad como mando único".

"Y se va a seguir produciendo esa desescalada, en la medida en la que los datos objetivos lo avalen, de forma concertada y gradual, buscando el acuerdo y el entendimiento con las comunidades autónomas. Creo que es el camino que hay que seguir y, hasta ahora, ese camino ha dado sus frutos importantes y no hay que ponerlos en riesgo, sino que hay que seguir permitiendo que podamos seguir avanzando para conseguir llegar a esa normalidad a la que queremos llegar", ha subrayado.

ELECCIONES EN EUSKADI

El consejero ha recordado que el objetivo es que las elecciones del 12 de julio se puedan celebrar "con todas las garantías sanitarias y, por supuesto, con todas las condiciones que permitan la participación democrática de la ciudadanía".

"Ese es el objetivo, para eso se establecerán por parte del Gobierno todas las medidas oportunas y esperemos que la evolución de la pandemia siga siendo positiva, y el 12 de julio estemos en buenas condiciones, no solo para poder celebrar las elecciones, sino poder respirar en un contexto de clara salida y superación de la crisis que estamos viviendo", ha añadido.

Iñaki Arriola cree que la ciudadanía vasca sería "receptiva" a que la campaña fuera "corta", pero ha precisado que la Ley contempla campañas de 15 días y, para que fuera más reducida, tendría que haber un consenso entre el conjunto de las fuerzas políticas.

En este sentido, ha indicado que no parece que lo pueda haber, por las manifestaciones que han realizado los diferentes representantes de los partidos. "Creo que hay una tensión en la política, no solo en Euskadi, sino en el conjunto de España y eso se ha venido viviendo también aquí", ha manifestado.

En todo caso, ha subrayado que ahora se vive una situación "muy difícil" para todos y "lo bueno sería que hubiera el mayor consenso y la mayor unión entre las fuerzas políticas, primero para superar la crisis sanitaria y, después, para aunar esfuerzos de cara al gran reto de la recuperación económica". "Esto es fácil decirlo, pero más difícil llevarlo a la práctica por parte de todos", ha dicho.

Por último, ha manifestado que los datos apuntan a la superación de la crisis sanitaria y espera que, en próximos días, siga esta evolución. "Pero, sin duda, tenemos un reto importantísimo a la vuelta de la esquina, mañana mismo, como es la situación económica, la generación de empleo, el sostenimiento de la actividad productiva. Eso va a ser una labor ingente y va a centrar toda la actividad de los gobiernos de cara a los próximos años", ha señalado.

Contador