Auzmendi recuerda que el Gobierno vasco destina 12 millones de euros al "impulso" del euskera

Actualizado 24/03/2011 17:03:39 CET

El Ejecutivo autonómico no quiere "una Euskadi de una sola ideología, de un solo color o una sola lengua"

VITORIA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La viceconsejera de Política Lingüística, Lurdes Auzmeni, recordó este miércoles que el Gobierno vasco destina todos los años 12 millones de euros al "impulso" del euskera mediante distintos programas como son 'Lanhitz' y 'Euskalgintza', entre otros. "Además de eso, estamos llevando adelante dos proyectos extraordinarios como son la enciclopedia digital y el banco público de memorias de traducción, que este año recibirán 2,2 millones de euros", añadió.

En un comunicado, el Gobierno vasco ha explicado que Auzmendi realizó dichas declaraciones durante su intervención en una mesa redonda celebrada en la 'Euskal Etxea' de Barcelona, donde representantes del Ejecutivo de Patxi López y de la Generalitat de Cataluña analizaron las políticas lingüísticas de cada uno de los territorios.

Además, durante su intervención, Auzmendi afirmó que su sueño es conseguir "una sociedad bilingüe real, es decir, una sociedad formada por ciudadanos maduros y libres que conozcan las dos lenguas oficiales de la comunidad autónoma, en la que el euskera tenga un lugar especial". Sin embargo, matizó que al Ejecutivo no le interesa "una Euskadi de una sola ideología, de un solo color o una sola lengua".

Sobre la "situación real del euskera", Auzmendi explicó que en los últimos 30 años "se ha avanzado mucho en el conocimiento del euskera, ya que hoy los que saben euskera son el 37 por ciento, el doble que hace 30 años".

A este respecto, la responsable de Política Lingüística ha subrayado que "en estos momentos 863.000 personas utilizan el euskera y 40.000 adultos lo están aprendiendo en los euskaltegis".

No obstante, Auzmendi señaló que "aunque el conocimiento del euskera haya aumentado, los que lo utilizan llegan únicamente al 18 por ciento". "Nuestro objetivo es impulsar medidas e iniciativas dirigidas a mejorar ese porcentaje. No queremos que el euskera se solo la lengua de la escuela o del trabajo. Queremos una lengua viva que se utilice en todas las actividades de la vida cotidiana", destacó.

En cuanto a la función que cumple la educación a la hora de normalizar una lengua, Auzmendi manifestó que su función es "fundamental, pero no suficiente, ya que por desgracia, en los recreos de muchas ikastolas los niños hablan en castellano".

"El fomento del euskera tiene que ir más allá del ámbito de la educación. Así, una de las labores primordiales del Gobierno vasco es precisamente fortalecer la imagen integradora, plural y moderna del euskera, ya que éste tiene que resultar atractivo para toda la ciudadanía, independientemente de su sensibilidad o ideología, especialmente para las nuevas generaciones", ha concluido.