Sortu insiste en contar con la participación de sectores no abertzales

Actualizado 26/01/2015 17:04:32 CET
Pernando Barrena
Foto: EUROPA PRESS

Reconoce que la realidad "no invita a pensar que el derecho a decidir se vaya a ejercitar en un solo día 'D'"

   BILBAO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de Sortu Pernando Barrena ha subrayado que es necesario que la propuesta 'Euskal bidea' --dada a conocer este fin de semana-- cuente con la participación de sectores no abertzales y ha incidido en que la realidad "no invita a pensar que el derecho a decidir se vaya a ejercitar en un solo día 'D'".

   En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Barrena ha considerado, además, que la preocupación no es si el derecho a decidir de los vascos "debe de recogerse o no en la Constitución", sino "tener mayorías suficientes para poder ejercerlo al margen de lo que diga Madrid".

   Tras señalar que con la propuesta denominada 'Euskal bidea' se están dirigiendo a la sociedad vasca en general y a todos los que creen que la soberanía popular, "libremente expresada, debe ser el único límite a las aspiraciones de este pueblo", Barrena ha remarcado que los vascos tienen que encontrar "una vía propia hacia un estadio superior de libertad, tanto en lo nacional como en lo social".

   Por ello, ha defendido que los promotores de la propuesta aspiran también a recoger las ideas y la participación de amplios sectores sociales "que no se consideran abertzales, pero son claramente parte del sujeto político vasco", por lo que "les corresponde decidir como al resto".

   "Queremos que ésta sea una vía mayoritaria y, por eso, afirmamos que no podrá funcionar si no es acordada y pactada por un amplio sector popular que represente a todas esas ideas en beneficio a un proyecto de país en una situación en la que poco o nada se puede esperar de Madrid. Es necesario que los ciudadanos seamos dueños de nuestro futuro", ha añadido.

   En esta línea, ha señalado que buscarán unas mayorías que representen "a todo un país" y para eso es necesario "integrar y ser conscientes de que la propuesta 'Euskal bidea' debe ser una herramienta válida para integrar todas las diferentes visiones de país en un objetivo común".

PROCESO PROGRESIVO

   Tras lamentar el que se parta de una realidad que no es la que quisieran como abertzales, al darse "una situación institucional administrativamente de separación en tres espacios diferentes" --en referencia a País Vasco, Navarra y País vasco-francés--, Barrena ha incidido en que "esos espacios han venido trabajando en ocasiones durante años de manera disgregadora desde una óptica de país, pero conforman una realidad".

   "La realidad no invita a pensar que el derecho a decidir se vaya a ejercitar en un solo día 'D' donde todos los ciudadanos salgamos con nuestro votos, sino que será la acumulación de diferentes hitos donde podamos conformar ese ejercicio de decisión de la ciudadanía", ha añadido.

   En esta línea, ha criticado a quienes "aceptaron hace 35 años de base una participación del país cuando había otras opciones", en referencia al PNV.

   "Prefirieron seguir mirando a Madrid en vez de mirar a la posibilidad de acumular fuerzas aquí. Durante 35 años han recreado en un bucle, una situación que es la de la autonomía, un esquema que estaba agotado desde el principio", ha expresado.

   A su juicio, desde Madrid no se puede esperar "nada en clave positiva" y ésta "no es una posición del PSOE o del PP sino una posición de Estado". "Niegan a los ciudadanos de este país la capacidad de decidir sobre su futuro", ha añadido.

PROPUESTA DE URKULLU

   Respecto a las manifestaciones del lehendakari, Iñigo Urkullu, defendiendo que para llevar a cabo un reconocimiento constitucional de la peculiaridad vasca "no es imprescindible una reforma de la Carta Magna", Barrena lo ha considerado una "posición débil".

   "La preocupación no es si el derecho a decidir de los vascos debe de recogerse o no en la Constitución. A mí me preocupa tener mayorías suficientes en el país para poder ejercerlo al margen de lo que diga Madrid", ha añadido.

   Por último, ha reconocido que está dispuesto a que Navarra "avance sin esperar a Alava, Bizkaia y Gipuzkoa", que, a su juicio, "es lo que puede pasar por medio de un cambio político" en las próximas elecciones de mayo. "Trataremos de que los navarros puedan decidir libremente su futuro sin injerencias del ámbito externo", ha añadido.