Publicado 24/02/2022 11:58

Bilbao reforzará la señalética en el bidegorri del Ayuntamiento y adoptará medidas específicas para mejorar la seguridad

Bidegorri en la rotonda del Ayuntamiento de Bilbao
Bidegorri en la rotonda del Ayuntamiento de Bilbao - EUROPA PRESS

Gobierno cree que hay un "problema de convivencia" porque "no estamos acostumbrados a compartir un espacio de coches y bicicletas"

BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao reforzará la señalética en el nuevo bidegorri de la plaza Ernesto Ercoreca, frente al Consistorio, además de otras medidas específicas, con el objetivo de mejorar la seguridad en este vial para bicicletas, por donde han pasado desde diciembre más de 83.000 bicicletas y se han producido dos accidente leves, y que ha generado polémica entre los usuarios por su "peligrosidad", tal y como han denunciado los grupos municipales de la oposición en el pleno de este jueves.

La sesión plenaria de este jueves ha debatido una moción de Elkarrekin Podemos-IU que pedía implementar medidas "urgentes" que mejoren la seguridad del bidegorri de la rotonda del Ayuntamiento.

Finalmente, ha salido adelante, con los votos de todos los grupos excepto del PP que se ha abstenido, una enmienda de modificación del equipo de gobierno de PNV y PSE, acordada con Elkarrekin Bilbao, en la que se insta a la Junta de Gobierno a seguir trabajando en la red ciclable de la ciudad, reforzando su señalética e implementando campañas de concienciación de la convivencia de los diferentes usuarios en calzada, adoptando a su vez medidas especificas que refuercen la seguridad del nuevo bidegorri de la plaza Ernesto Escoreca.

Además, dentro del Foro para la movilidad sostenible de Bilbao se convocará lo antes posible una sesión que analizará las infraestructuras ciclistas existentes y futuras, prestando especial atención a las intervenciones que por sus características técnicas conllevan soluciones complejas.

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Ana Viñals, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo y ha destacado que "lo importante es poner el foco en la necesidad de mejorar la seguridad de este bidegorri lo antes posible". En ese sentido, ha apuntado que "cuando lo que hay detrás no es generar más polémica sino compartir soluciones, el acuerdo siempre llega rápido.

"Y si además, este acuerdo puede mejorar la seguridad de los bidegorris de Bilbao creo que todos podemos estar orgullosas del mismo", ha dicho.

Viñasl ha recordado que la rotonda ha generado "múltiples problemas" debido a la existencia de "mucho caudal de tráfico, superficie disponible bastante limitada, conexión de diferentes vías y calles junto con un puente y puntos ciegos difíciles de corregir". Así, ha apuntado, "basta con transitar por esa rotonda para darse cuenta de los riesgos que tiene, sobre todo si se hace en bicicleta".

Tanto es así, ha recordado, que "a los pocos días de inaugurarlo, muchos de los ciclistas que pasan por esta zona, prefieren ignorar el bidegorri y utilizar la calzada, por ser esta una opción, en este caso, más segura".

Por su parte, el concejal de EH Bildu Bruno Zubizarreta ha criticado que el último bidegorri habilitado en la ciudad que circunda este punto neurálgico de la ciudad se caracteriza por "estar repleto de ángulos muertos, que pone en riesgo la integridad de los ciclistas".

Tras afirmar que la red ciclista de Bilbao contiene "grandes carencias de trazado, conectividad y ejecución", ha dicho que, en el caso concreto del carril bici del Ayuntamiento, el principal problema es que los vehículos "se saltan la prioridad del carril bici de los ciclistas y, en demasiadas ocasiones, están a punto de llevárselos por delante".

Por tanto, ha mantenido, se requieren "soluciones técnicas inmediatas para eliminar dicho punto negro". Entre estas soluciones, ha plantead "regular toda la semaforización en ámbar de forma permanente ya que obligaría a los vehículos a salir de la rotonda con más precaución, y se evitaría situaciones de indefensión que en la actualidad sufren las y los ciclistas" o instalar un circuito de luces led en el suelo para que el carril bici quede "claramente diferenciado, sobre todo una vez que oscurece".

También ha considerado necesario la colocación de elementos físicos como isletas para reforzar la protección del ciclista evitando que los vehículos se salgan de la rotonda en tangente "lo que provoca que circulen en el punto ciego por muchos metros, y no vean a los ciclistas", o la reducción de un carril para vehículos en la rotonda.

Desde el PP, el concejal Gabriel Rodrigo ha afirmado que el carril bici de la rotonda del Ayuntamiento "ha desatado la ira de los usuarios, que han sido testigos e, incluso, algunos multados en un espacio que, de inicio, ya se preveía que iba a ser complicado". "No había más que detenerse unos minutos en estos semáforos interminables que tenemos en la rotonda para hacer una pelotilla y ver como el ciclista se la jugaba y podía ser sujeto de un accidente, lo que, lamentablemente, ha ocurrido", ha criticado.

"Es una zona con un exceso de tráfico, donde hay un cuello de botella que se genera al limitar un carril en el acceso a la Plaza Venezuela, y luego, la prioridad de la bicicleta sobre la semaforización igual no es lo más apropiado", ha considerado, para insistir en la necesidad de tomar "medidas técnicas" que "intenten evitar" que ese bidegorri sea "menos inseguro para los ciclistas".

APUESTA POR LA MOVILIDAD CICLISTA

En su respuesta a los grupos, el concejal adjunto de Movilidad y Sostenibilidad, Álvaro Pérez, ha señalado que el coche "es necesario, pero eso no significa que sea el señor de la calzada" y ha recordado que el Ayuntamiento "apuesta por la movilidad ciclista, no solo por ser menos contaminante", sino por ser "un transporte beneficioso para nuestra salud".

En el caso de la rotonda del Ayuntamiento, ha dicho que se optó por el carril segregado para "reforzar la figura de la bicicleta de la rotonda" y se ha estrechado un carril de subida para hacer la conexión ciclista por los dos lados de la calzada. "Se ha construido el trazado de la rotonda teniendo en cuenta todas las recomendaciones hechas por técnicos expertos en movilidad ciclista, además de los factores de seguridad, espacio público y planificación urbana", ha subrayado.

La conclusión, ha apuntado, es que hay "un problema de convivencia, de aprender a convivir" porque "no estamos acostumbrados a compartir un espacio de coches y bicicletas". En ese sentido, ha asegurado que "ha habido muchos conductores que nos reconocían que no sabían que en una rotonda, si existe un carril bici, los usuarios tienen prioridad", a lo que se suma, según ha señalado, que "los conductores no circulamos bien por las rotondas". Por ello, ha insistido, se ha pretendido hacer un carril "segregado" con lo que se da "una máxima prioridad al ciclista".

Álvaro Pérez ha avanzado que su área está preparando una campaña informativa para que "nos familiaricemos con esta nueva situación", en un primer momento, enfocada más a los profesionales del sector, como conductores de autobuses, taxistas y transportistas.

Así, ha anunciado que se repartirán más de 10.000 folletos, con las diferentes señaléticas referidas a la circulación de bicicletas, y se va reforzar la señalética tanto vertical como horizontal que, a partir de mañana, se podrá ver en el entorno de la rotonda del Ayuntamiento, "donde claramente veremos la prioridad de la bicicleta". Además, valoran un nuevo sistema de led en el pavimento en el bidegorri de Enesto Erkoreka, por donde, desde diciembre, han pasado 83.000 ciclista y se han producido dos accidentes "leves".

Más información