Publicado 10/03/2021 19:02

Covite pide un "compromiso sólido" de las instituciones vascas para impedir la exaltación de ETA en las calles

Echa de menos una denuncia "más explícita del déficit democrático" que supone que EH Bildu esté en cargos públicos

SAN SEBASTIÁN, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha exigido "un compromiso más sólido" por parte de Eudel, del Ararteko y de todas las instituciones vascas para "trabajar más y mejor por impedir la exaltación a ETA en las calles".

Además, ha manifestado que "echa de menos" una denuncia "más explícita de este déficit democrático" que supone tener a una fuerza política como EH Bildu "que siga justificando la barbarie terrorista de ETA" en el documento elaborado en el seno del Consejo Vasco de Participación de las Víctimas del Terrorismo.

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha tomado parte, vía streaming, en la sesión extraordinaria del Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo, celebrada en Vitoria con motivo del 'Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo', que se conmemora el 11 de marzo, y que ha presidido el Lehendakari, Iñigo Urkullu.

Covite ha valorado que el documento elaborado en el seno del Consejo Vasco de Participación de las Victimas del Terrorismo, "en líneas generales, es correcto", ya que hace hincapié en que la violencia y el terrorismo ejercidos por ETA "han supuesto la mayor vulneración de derechos humanos en la historia reciente del País Vasco".

Según ha señalado, también se incide en que ETA "contó con sustento social y que su violencia (el terror, los asesinatos, los atentados con heridos, el acoso y la amenaza) fue un medio para tratar imponer un proyecto político totalitario, que no admitía la diversidad ideológica y política", planteamiento que también comparte el colectivo.

No obstante, echan de menos que "se diga con claridad que ese proyecto político se sigue defendiendo hoy, que Bildu es una fuerza política heredera de la antigua Batasuna y que sus portavoces siguen justificando el asesinato de nuestros familiares y llamando presos políticos a los asesinos". "Echamos de menos una denuncia más explícita de este déficit democrático que supone tener a una fuerza política que siga justificando la barbarie terrorista de ETA", ha insistido.

Covite, cuando en el documento se hace hincapié en la necesidad de reparar a las víctimas del terrorismo, reconociendo que "ha habido importantes déficits en este sentido durante mucho tiempo", ha considerado que "es importante que se hable de una cuestión que revictimiza a las víctimas y que supone una humillación y un grave ataque a su dignidad: los homenajes públicos a miembros de ETA y la ocupación de las calles y de los espacios públicos por parte de la izquierda abertzale para sus proclamas".

"ESFORZARSE MÁS"

A su juicio, las instituciones vascas deben "esforzarse más por evitar esta realidad tan dolorosa para las víctimas y tienen la competencia para ello, pues así lo establece el artículo 4 de la ley vasca de víctimas del terrorismo".

En ese sentido, el colectivo ha recordado que envió un informe exhaustivo al Ararteko haciéndole saber dónde habían encontrado pintadas y pancartas de apoyo y de exaltación a ETA y a sus presos y no les ha contestado "ni ha puesto en marcha ninguna actuación al respecto".

"En cambio, el Defensor del Pueblo de Navarra, cada vez que le hemos solicitado que borrase una pintada o retirase una pancarta, inmediatamente lo ha hecho", ha resaltado, al tiempo que ha exigido "un compromiso más sólido" por parte de Eudel, del Ararteko y de todas las instituciones vascas para "trabajar más y mejor por impedir la exaltación a ETA en las calles, que son de todos".

En cuanto a las Placas en Memoria de las víctimas, Covite ha señalado que en el documento se indica la posibilidad de proponer que a nivel local se promueva un acuerdo para "señalizar los lugares en que se produjeron atentados" y ha asegurado que "siempre" va a apoyar iniciativas que promuevan la Memoria de las víctimas en los lugares donde fueron asesinadas.

En su opinión, "promover la memoria pública de las víctimas del terrorismo debería ser una prioridad" y ha recordado que hay ayuntamientos, como el de San Sebastián, que lo están haciendo. "Covite lleva años reivindicando esta necesidad, desde que pusimos en marcha la iniciativa 'Una víctima, una placa'", ha apuntado.

Más información